Más noticias

Tasa de subempleo invisible en Honduras alcanza casi el 50%

Para 2019 la Cepal espera que las tasas de desocupación urbana en Latinoamérica sean del 9.3%, provocada por el bajo crecimiento económico de la región.

Honduras tuvo la mayor tasa de crecimiento en 2018.
Honduras tuvo la mayor tasa de crecimiento en 2018.

San Pedro Sula, Honduras.

Honduras tuvo la variación interanual de subocupación horaria más alta de Latinoamérica y según las cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la tasa aumentó 2.4% entre 2017 y 2018.

La subocupación por hora o subempleo es la ocupación por tiempo no completo con una remuneración por debajo del salario mínimo. Las cifras del Instituto Nacional de Estadística indican que el subempleo invisible en 2018 fue de 48.6% y la tasa de subempleo visible de 14.2%.

Por otro lado, la Cepal señaló en su informe Coyuntura Laboral en América Latina y el Caribe que la tasa de desocupación urbana bajó en 6 de los 19 países con información disponible y donde se incluye a Honduras. Otro indicador importante fue que en la creación de empleo asalariado solo registró una mayor tasa de crecimiento que el trabajo por cuenta propia en tres países (Honduras, Chile y República Dominicana).

Lea: Regulación de trabajos digitales, el nuevo reto de Latinoamérica

“Las variaciones de las tasas de desocupación abierta y la información sobre la composición de nuevos empleos, confirman que la generación de empleos continúa siendo insuficiente para satisfacer las necesidades de trabajo e ingresos laborales”, indicó el informe.

La Cepal expresó que pese a las buenas expectativas que se tenían de crecimiento económico en 2018 en Latinoamérica, este tuvo una tasa levemente más baja que la de 2017 que fue de 1.1% y esto provocó que no se materializaron las expectativas de un repunte en la tasa de ocupación.

Perspectivas

Debido al contexto global económico las proyecciones para Latinoamérica se rebajaron a 1.3% y esto es “evidentemente insuficiente para mejorar el desempeño laboral y los indicadores sociales”. La Cepal señala que debido a la necesidad de generar ingresos laborales para asegurar su subsistencia provocará que gran parte de los nuevos puestos de trabajo serán de peor calidad.

Además, indicó que hay probabilidades de que la informalidad laborar siga en aumento por la debilidad en la generación de empleo asalariado. En ese contexto las perspectivas indican que la tasa de desocupación urbana y nacional será de 9.3% y 8% para el 2019.

JG Mercado laboral 2019(1024x768)