"Concesiones, claves para el desarrollo de Puerto Cortés"

Las terminales de contenedores y granel duplicaron su capacidad desde que fueron concesionadas

Leo Castellón, exgerente de la ENP
Leo Castellón, exgerente de la ENP

Tegucigalpa, Honduras

Leo Castellón, exgerente de la Empresa Nacional Portuaria (ENP) y experto en logística, dijo en una entrevista a LA PRENSA que las alianzas público-privado han permitido un desarrollo más acelerado de las terminales de contenedores y graneles de Puerto Cortés.
Castellón adelantó que está analizando concesionar Puerto Castilla y San Lorenzo.

¿Qué tan importante ha sido la concesión de Puerto Cortés para impulsar el comercio?

Sin duda, este tipo de alianza han sido clave para el desarrollo de la terminal de contenedores y de graneles de Puerto Cortés.

Las concesiones forman parte de la integración de un sistema logístico que ha llevando a Honduras a posicionarse en la región.

Anteriormente, la portuaria tenía ciertas condiciones, donde algunos procesos, tales como administración pública, no permitían ponerse a tono con el mercado actual.

Es decir, ya no se podía ser más competitivo ni eficiente con las condiciones que se tenía. Se necesita cambiar ese método para asegurar nuevas inversiones.

El hecho de pasar a una concesión significó tener un puerto más ordenado, con reglas claras, mayor estabilidad y confianza, esto porque se podía medir cómo iba a estar el puerto, a mediano y largo plazo.

Debemos decir, que no solo se avanzó en productividad y eficiencia, sino en la construcción de nuevos muelles aumentando la cantidad de carga que pasan por cada una de las terminales, o sea que hay mayor flujo comercial.

¿Qué tanto mejoró la capacidad del puerto las concesiones de sus dos terminales?

La concesión de las dos terminales, tanto de contenedores como de graneles, han tenido grandes resultados.

Las empresas concesionarias lograron duplicar la capacidad del puerto.

Para el caso, en la terminal de contenedores pasaremos, cuando se termine la construcción del nuevo muelle, de atender 650,000 teus (contenedores) a un millón. Mientras, en la de graneles la capacidad de descarga pasó de 200 toneladas métricas a 400 toneladas. Hoy en día, ambas terminales son más rápidas y eficientes.

¿Se replicarán estas medidas en los otros puertos?

Sí, la idea es que también se pueda concesionar Puerto Castilla y San Lorenzo para que incrementen la cantidad de carga. Esto impactará en el desarrollo de carreteras y puertos, cercanos a la zona.

¿Ya están en pláticas para concesionar esas dos terminales?

En Puerto Castilla ya está en un proceso de concesión. Lo que ha pasado en la terminal de contenedores, con la llegada de la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC), como concesión, es un ejemplo y referente a nivel de región. No dudamos en que los otros puertos seguirán esa misma ruta de desarrollo; debemos trabajar para que eso ocurra.

Los beneficios de las alianzas público-privado han impactado tanto al Estado como a los usuarios de estos servicios: transporte, agentes aduaneros, importadores y exportadores.

Sin embargo, hay otros proyectos importantes, contemplados para desarrollarse en ese puerto: la construcción de plantas de gas que van a generar electricidad.

Pese a que San Lorenzo aún no está en concesión, pasó, bajo la administración de la Empresa Nacional Portuaria (ENP), de no registrar ningún contenedor a tener 60,000 este 2017.

Hay quienes tienen cierto recelo a las alianzas público-privado, ¿qué les puede decir?

Se debe recalcar que las concesiones no son privatización de servicios, son alianzas que permiten a empresas internacionales administrar e invertir durante un cierto período, pero estos bienes eventualmente regresarán al Estado, solo que con mayor valor. Las concesiones actuales han sido muy buenas, las que vienen tendrán que seguir la misma ruta.

La Prensa