21/05/2024
01:36 PM

Kenneth Almendares, el hondureño que quiere llegar a la NFL

El joven sampedrano juega fútbol americano universitario y su sueño es dar el salto a la NFL.

Louisiana, Estados Unidos.

Kenneth Almendares es un hondureño que quizás su nombre no es conocido ahora. Sin embargo, en un futuro, podría correr la misma suerte que lo que ha hecho el beisbolista catracho Mauricio Dubón, pero en otro deporte.

Almendares es un pateador de fútbol americano que juega al más alto nivel en el fútbol americano universitario en Estados Unidos. ‘Kenny‘ se desempeña en los Ragin Cajuns de la Universidad de Louisiana, que este sábado jugó el New Orleans Bowl contra la universidad de Jacksonville State.

‘Kenny The Kicker‘ como le dicen en su equipo, no tuvo fortuna en el duelo, pese a que convirtió tres puntos extras y un gol de campo de 33 yardas, falló uno de 46 en el overtime y su equipo acabó perdiendo en la jornada inaugural de los tazones universitarios en Estados Unidos. Pero sin duda tiene un gran futuro en este deporte.

Hace un tiempo, Almendares nos regaló algunas impresiones sobre su vida y su carrera. Antes del partido del sábado, nos comentó que iba a estar en el encuentro, que lastimosamente no pudieron ganar.

Kenneth Almendares es un joven sampedrano que sueña con jugar en la NFL.

El catracho nacido en San Pedro Sula, con su familia procedente de Naco, Cortés, nos habló de lo que ha sido su vida y su llegada al fútbol universitario, así como sus sueño de llegar a la NFL y que probablemente pueda optar por estar en el draft de 2024.

ENTREVISTA CON KENNETH ALMENDARES

Kenneth Almendares, hondureño pateador en la Universidad de Lousiana... Cuéntenos su historia.

Yo nací en Honduras, de chiquito me trajeron para acá, para mejores oportunidades como todo el mundo viene. De repente jugando fútbol me introdujeron al juego cuando estaba en la “high school” y la verdad era muy natural para meterla, siempre he tenido una pierna fuerte con potencia, entonces el primer juego que participé, en la primer patada la hice para ganar el juego. Después de eso, más así con conexiones logré llegar a la Universidad.

¿Usted nació en San Pedro Sula, a qué edad se fue a Estados Unidos?

Sí, nací en San Pedro. Cuando estaba chiquito me vine, menos de cinco creo que tenía. Me vine con mi mamá y mi papá.

Kenneth Almendares es pateador en el equipo Ragin Cajuns de la Universidad de Louisiana.

¿Jugaba ‘soccer’ antes o siempre ‘football’?

Es que yo fútbol le digo a la pelota, pero sí, yo jugaba pelota para la escuela. Era bueno también para jugar pelota para la escuela, tuve varias ofertas para ir al college también para el ‘soccer’, pero me decidí por el ‘football’ porque es más grande y hay más oportunidades.

¿Cuénteme un poco su llegada a la Universidad?

Tuve un coach que era amigo de uno de los coaches de la universidad donde estoy ahorita. Le dijo ‘tengo un pateador que es muy bueno’ porque no había fallado en la high school. Le dijeron, y el mismo coach se fue a presentar conmigo a la escuela, me habló, me conoció y me dijo visita la Universidad. Un sábado fui, chequeé cómo era la Universidad, si tenían lo que yo quería en lo que me quería graduar. Me fui allí por la forma en la que el coach y la gente era conmigo, son diferentes, te aceptan como persona.

¿En qué año está?

Este año acabé, en mayo, pero tengo dos años para jugar pero voy a continuar para seguir con otra carrera. No sé si en uno de estos dos años decida si declararme para el draft.

Eso mismo iba a preguntar... Lleva estadísticas para optar por el draft de la NFL. ¿Usted aspira a eso?

Sí, pues la verdad obvio que tener el “degree” (grado universitario) es importante, pero primero voy a optar por eso de la NFL.

El jugador hondureño está destacando con su equipo en el fútbol americano universitario.

¿En qué año buscaría entrar al draft?

Depende de cómo el siguiente año continúe, si pateo 20 o 25 patadas, depende cuántas falle. Es que de eso depende mi perfil, como pateador, es entre más alto es mejor. Como las lesiones, un año tuve y con cirugía incluso, ese año iba bien. Si no hubiese pasado todo eso, creo que ya hubiera optado, depende como termine este año. Este año pude haberme declarado (draft 2023), pero no. Voy a hacer un año más en la Universidad, en diciembre o depende.

En la NFL los pateadores son claves, es un gran objetivo la NFL y soñar con el Super Bowl...

Sí, claro, que mejor que estar en un Super Bowl y ganarlo, como sea. Como no sé si ha visto juegos, se puede fallar también. Uno dice ‘yo puedo hacer esto’, pero son diferentes escenarios.

¿Qué tal han sido los coaches todos estos años, por todo lo bueno?

Fíjese que a lo largo de mi carrera, he tenido ‘coaches’ que se han hecho cargo de mí, han cambiado mucho, cada año casi cambian. Al principio de mi temporada tuve muchos dilemas pero no por los entrenadores, sino porque los ‘coaches’ traían sus propios entrenadores y los escogían a ellos y al escogerlos empezaban a fallar y era a mitad de campaña, era más difícil tener un buen perfil. Pero siempre me han soportado, siempre me han cuidado para hacer lo mejor que yo pueda. Hablé con mi ‘coach’ y me dijo que de la forma que acabé el año y acabar al menos nominado a los mejores pateadores de la NCAA, con eso se hace para ir a la NFL.

¿Qué le dicen en su familia?

Fíjese que mi mamá no sé si sepa mucho sobre lo que yo hago, sé que sabe que yo pateo, pero no sé si sepa mucho lo que es. Cuando jugaba pelota (fútbol ‘soccer’) mi papá mucho me criticaba, que quería que lo hiciera de una forma o de otra, pero sobre el fútbol americano se apartan demasiado porque me tiran mucha presión, pero a mí me gusta la presión. ‘Cuando viene usted a los juegos, más ganas me dan de patear mejor’, le digo yo. Tratan de dejarme solo porque ven que en el equipo me dejan solo, nadie me quiere hablar, cuando hay una patada. Así les explican en Estados Unidos que al pateador no le hablés, no les digas nada, no presión para él. Pero la presión es como un honor digamos, tenerla, porque no mucha gente puede hacer.

Kenneth Almendares es muy querido en el Ragin Cajuns de la Universidad de Louisiana.

Los pateadores pueden pasar por momentos complicados, tienen que estar preparados...

Sí, a veces puede ser que no sea ni tu culpa cuando fallas, pero no puedes quejarte ni enojarte con los compañeros. Hablar con ellos normal, hacerlo bien nuevamente y ya estuvo. Para la próxima, esa es la mentalidad de un pateador, si no es esta, es la próxima, si anotas de 70 yardas está bien, sino el siguiente.

Muchos reportajes hablan de tu buena labor...

Es bueno que lo apoyen a uno, porque a veces uno como hispano no tiene mucho apoyo, es raro ver algo así. Pero a mí me da orgullo, represento mi nombre, mi país. Primero Dios ir a la NFL, ojalá se pueda hacer, sino se puede pues ni modo, pero primero Dios que sí.

¿Qué recuerdos de Honduras, has vuelto?

Fíjese que no he ido, pero mi familia vive en Naco, Cortés. Me gustaría regresar, tal vez cuando acabe la escuela vaya por allá, me gustaría ver a mi familia otra vez.

¿Qué te dicen de Honduras?

Que es muy bonito, pero pues también que la verdad es un poco peligroso, ja,ja,ja. Pero ellos (sus padres) lo extrañan mucho, a las abuelas. Hasta tenemos casa propia allá, no se usa y mejor que la use la familia.

Ojalá regreses ya siendo un jugador de la NFL...

Está bien, si alguna vez eso pasa. Tal vez hablamos cuando esté por allá personalmente.

Kenneth Almendares también ha practicado fútbol.