Pedro Troglio: "Tenía que empezar a agarrar equipos grandes; Olimpia es un equipo durísimo"

Pedro Troglio habló con el diario Olé de Argentina y dio detalles de su estadía en Honduras.

Pedro Troglio se ha ganado el cariño de la afición del Olimpia.
Pedro Troglio se ha ganado el cariño de la afición del Olimpia.

Tegucigalpa, Honduras

El entrenador argentino Pedro Troglio llegó a Honduras y se ha convertido en un personaje querido por los aficionados del Olimpia luego de corta la sequía de título del conjunto albo y tras la excelente participación en la presente campaña en la Liga de Campeones de Concacaf.

En esta ocasión en entrevista para el diario Olé de Argentina, Troglio habló sobre su actualidad en el fútbol hondureño y reveló que hoy gana más como estratega de los albos que anteriormente como DT en el fútbol de Argentina.

“Me vinieron a buscar desde Emiratos Árabes y me hicieron sólo una pregunta: ¿cuántos títulos ganaste? No me llamaron más. Yo sólo había salido campeón con Cerro Porteño (2009) y logrado un ascenso con Gimnasia (2013)... Me di cuenta de que en el currículum sólo sirve la palabra campeón”, comenzó diciendo el entrenador del Olimpia

Y añadió: "Tenía que empezar a agarrar equipos grandes, con aspiraciones a salir campeón y apareció esto de Honduras. Afuera de Argentina hay vida y hasta mejor. Me pagan el triple que en Gimnasia, el 5 de abril ya tenía depositado el sueldo y sólo tenemos que pensar en trabajar”.

Otras palabras de Pedro Troglio al diario Olé de Argentina

-¿Qué les dijiste a tus jugadores en la charla previa al partido con Seattle?

Les conté mi historia con Gimnasia cuando eliminamos a River y Boca. Que se la tenían que creer... Si me decís que jugás contra el Barcelona ahí sí es un peligro, pero contra equipos de Estados Unidos tenés una ventaja. Pueden tener más poderío económico, pero juegan con menos obligaciones. Si vas con esa presión y jugás así les podés ganar.

¿Ganaron jugando bien o más como un equipo sacrificado como te identifican?

Somo un equipo durísimo, que se defiende muy bien y que arriba tiene jugadores rápidos para jugar con espacios. Nadie pensaba que íbamos a dejarlos afuera. En las calles se festejó como si hubiera salido campeón con Gimnasia, je. Estamos haciendo historia en todo el país.

-Hace una semanas dijiste que no vas a volver más a Gimnasia...

No lo dije con maldad. Amo al club y a la gente, pero no me merezco más salir malherido de Gimnasia. Yo me meto demasiado en el día a día del club... Empezamos bárbaro, ganándole a Boca. De pronto nos encontramos, sin comerla ni beberla, con la Copa Argentina. Descuidamos cuatro o cinco partidos del torneo y los perdimos. Perdimos la final y volvimos a la realidad con el culo en las manos, con la presión de mie... Perdimos dos, ganamos uno y me echaron a un mes de la final... No lo entendés...

¿Volverías al fútbol argentino?

Habría que ver. Lo único que sé es que no quiero más quilombos. Quiero clubes ordenados, tranquilos porque de eso depende mucho cómo te va ir durante el años. En un plantel tenés cuatro o cinco que ganan bien, pero quedan 15 que viven al día... Si no les pagás tienen quilombo en la casa.

La Prensa