Más noticias

¡Lamentable! Balean a futbolista argentino y pierde visión de un ojo

El defensor argentino Alexis Salinas estaba en una barbería junto a cuatro amigos cuando fueron atacados con una escopeta.

Alexis Salinas de 22 años de edad perdió la visión del ojo izquierdo y deberá someterse a una operación que intentará rescatar la visión del derecho.
Alexis Salinas de 22 años de edad perdió la visión del ojo izquierdo y deberá someterse a una operación que intentará rescatar la visión del derecho.

Buenos Aires, Argentina

Alexis Salinas, defensor de la reservas del club Arsenal, de la primera división del fútbol argentino, perdió la visión de un ojo tras ser baleado junto a un grupo de amigos en su barrio natal en la periferia oeste de Buenos Aires, informó este miércoles el jugador.

"Estuve menos de un minuto ahí sentado, no presté atención a nada, sentí un impacto, una luz en mis ojos, después no vi más nada y me arrastré, pensé que ya me habían matado", relató sobre el ataque ocurrido el martes por la tarde.

Alexis, de 22 años, estaba en la puerta de una peluquería junto a cuatro amigos en el barrio Villegas de La Matanza cuando desde un automóvil les dispararon a corta distancia con una escopeta, según relataron testigos.

Los cinco jóvenes fueron heridos, la mayoría en la cabeza. Salinas resultó el de mayor gravedad en un hecho que la familia del jugador atribuye a un ataque por error en medio de una disputa de bandas antagónicas.

"Alexis Salinas, futbolista de nuestra institución, sufrió la pérdida de la visión en uno de sus ojos debido a los perdigones impactados en su rostro en un hecho de inseguridad. #ArsenalFútbolClub se encuentra en contacto permanente con Alexis", informó el club en un comunicado.

Alexis esperaba debutar como titular en Arsenal, que marcha undécimo en las posiciones del campeonato de la Superliga argentina.

El jugador perdió la visión del ojo izquierdo y deberá someterse a una operación que intentará rescatar la visión del derecho, también seriamente dañada.

"Quiero al menos recuperar un ojo, ver algo, sólo veo reflejos, estoy muy triste" dijo el jugador tras ser atendido en el hospital.

La causa, tipificada como "abuso de armas y lesiones", no tiene detenidos por el momento, informaron fuentes policiales.

El jugador es padre de un niño de 4 años. "Tengo miedo de no poderlo ver más", dijo sobre su hijo.

El lugar adonde ocurrió el ataque es un barrio humilde de casas bajas con un alto índice de criminalidad.