Más noticias

Cristian Cálix: “Estoy viviendo un sueño; confío en mí”

El mediocampista hondureño del Atlas habló en exclusiva con LA PRENSA desde su nuevo hogar en Guadalajara, México

El volante Cristian Cálix tiene la fe que su trabajo tesonero le abrirá las puertas en México. FOTO ATLAS.
El volante Cristian Cálix tiene la fe que su trabajo tesonero le abrirá las puertas en México. FOTO ATLAS.

Guadalajara, México.

El volante Cristian Cálix vive con emoción sus primeros días con el Atlas de México. El chico de 19 años, ex del Marathón, habló en exclusiva para Diario LA PRENSA desde su nuevo hogar en Guadalajara, Jalisco. Ahí espera representar con dignidad la bandera hondureña.

¿Cuál es la sensación de dar este salto al extranjero? ¿Lo imaginaste?

Siempre soñé con debutar joven en Liga Nacional y gracias a Dios se me dio. Sabía que una vez mostrándome en Honduras iba a tener más oportunidad de que me vieran afuera. La verdad que estoy viviendo un sueño.

¿Cómo te sentís de tu llegada al Atlas?

Muy tranquilo, he entrenado unos días con ellos y me siento bastante cómodo, como en casa, la verdad que en lo personal me han tratado muy bien. Solo un poquito nervioso, pero es normal. Es una bendición de Dios. Solo tengo dos años como profesional en mi país y salir a un equipo tan representativo es una bendición.

¿Hay un buen ambiente con tus compañeros?

Muy bien. Al llegar a México nos fueron a recoger personas encargadas del Atlas con un regalito ahí je, je je je. Una gorra y una bufanda del equipo.

¿Podrías aparecer en el primer partido del Atlas contra Querétaro?

No, eso es imposible. El equipo ya tiene un mes de pretemporada y solo voy a llegar a jugar, eso es imposible. Obviamente tengo que trabajar fuerte para ponerme al ritmo del resto de mis compañeros. Yo tenía un mes de no hacer nada. Espero que el profe me tome en cuenta lo más rápido posible, pero estos primeros partidos es imposible. Además, faltan papeles para ser inscrito.

¿Algún compañero del equipo te ha preguntado por Honduras?

El equipo tiene muchos jóvenes. A veces me pongo a bromear con ellos y les digo “no chingues wey”.

¿Y el vocabulario catracho?

Es que cuando le quiero hablar a alguien no le puedo decir ¿qué onda ma..?, si no que le digo hermano.

¿Tienes algún ídolo en los hondureños que jugaron en México? ¿Esperas superarlo?

La verdad que no vengo aquí a querer pasarle a alguien o ser más. Vengo a hacer mi trabajo. Espero en Dios de que todas las cosas salgan bien. Todo va ir despacio y tengo toda la paciencia del mundo, confío mucho en mi trabajo, eso promete y todo caerá por su propio peso.

Antes de irte, ¿Héctor Vargas te dio algunas palabras de aliento o algún consejo en especial?

La verdad que no hablé con él, lo tenía bastante privado. Nada más que con mi familia y algunos amigos.

¿Cómo te sientes de ser uno de los representantes de Honduras en México?

Pues muy privilegiado, como ya lo dije antes, esto es una bendición de Dios estar en una de las mejores Ligas, que es reconocida en todo el mundo y espero representar al país de la mejor manera.

¿Con Bryan Beckeles se han comunicado?

La verdad que con los que están en México no he hablado con ninguno. Hablé con Romell Quioto. Me aconsejó, tiene muchas experiencias, tiene vivencias y me estuvo aconsejando. También con Elis, que me felicitó.

¿Qué les dirías a los jugadores de tu edad que se ven donde tu estás ahora?

Que los sueños se cumplen, y para serles sincero, créanme, no es nada fácil. Se cruzan muchos obstáculos en la vida. Hay que superarlos; a veces uno siente que ya no puede seguir, pero se puede hacer. Con ganas de superarse todo se puede.

¿Tenés alguna cábala?

Lo único que hago antes de un partido es que rezo y le pido a Dios que me dé mucha sabiduría para divertirme con la pelotita, que es lo que más me gusta. Y ahora más, porque hay un ser tan especial (su padre) en el cielo de que me está guiando. Nada más dedicarle todo a ese ser que está allá arriba.