El tráfico y consumo de drogas se disparan en la cuna de Pablo Escobar

Hace tres décadas que el cuerpo obeso y tiroteado de Pablo Escobar quedó sobre un tejado de Medellín. El narcotráfico siguió sin él y hoy en su cuna abundan los mercados de cocaína saborizada, fármacos y alucinógenos a base de ketamina.

OTRAS NOTICIAS EN LAPRENSA.HN