Honduras: Pasajero mata a dos mujeres que asaltaban en un rapidito

Un menor de 15 años que participó en el atraco escapó tras ser herido por un anciano de 70 años en Tegucigalpa.

El motorista del rapidito condujo la unidad hasta una posta policial donde se realizó el levantamiento de los cuerpos. Jennis Melisa Martínez Andino era una de las supuestas asaltantes.
El motorista del rapidito condujo la unidad hasta una posta policial donde se realizó el levantamiento de los cuerpos. Jennis Melisa Martínez Andino era una de las supuestas asaltantes.

Tegucigalpa, Honduras

Salió temprano de su casa y le dijo a su familia que iba a comprarle leche a su hija de apenas nueve meses de vida; lo que desconocían sus parientes era que el dinero pretendía obtenerlo asaltando a los pasajeros de un bus rapidito, uno de los cuales le quitó la vida.

Se trata de Jennis Melisa Martínez Andino (22), alias Flaca, quien ayer junto a Estefany Dayana Alvarado Turcios (15) y otro menor identificado por las autoridades como Kevin López, perpetraron un asalto a los pasajeros de un bus rapidito que cubre la ruta Tegucigalpa-Talanga.

De acuerdo a la versión de una de las personas que se transportaban en el microbús Hundai, con número de placa AAS-2236, la joven y los dos menores de edad abordaron la unidad en la terminal ubicada en una gasolinera a inmediaciones de la sexta avenida de Comayagüela a eso de las 8:00 am de ayer.

Los hechos

Cuando circulaban por las cercanías de la colonia Cerro Grande, Jennis Melisa se acercó al conductor, sacó un filoso cuchillo y se lo colocó en el cuello y de inmediato le dijo que se trataba de un asalto.

Mientras que Estefany Dayana, junto al otro menor, despojaban de las pertenencias personales a los pasajeros de la unidad.

Fue en ese momento en que uno de los pasajeros, de unos 70 años, a quien le quitaron todo lo que andaba, sacó una arma y empezó a disparar en contra de los tres asaltantes quitándole la vida a las dos mujeres.

Dentro del microbús, cerca del conductor, quedó el cuerpo de Jennis Melisa, quien presentaba un certero disparo en la cara que le quitó la vida al instante.

Mientras que en las gradas de la entrada del bus quedó tirado boca arriba el cuerpo sin vida de Estefany Dayana, quien presentaba heridas en diferentes partes del cuerpo.

A raíz de los disparos dentro de la unidad, Kevin López, el compinche de las asaltantes logró darse a la fuga, pero también recibió varios impactos de bala.

Uno de los agentes que llegó al lugar de la escena comentó que el valiente pasajero, con su pistola en mano, le dio persecución al maleante, pero no logró alcanzarlo a pesar de que iba herido.

El pasajero defensor desapareció del lugar y no fue identificado por las autoridades.

El conductor estacionó el microbús en la posta policial ubicada a inmediaciones de la Procesadora Metropolitana de Carnes (Promdeca), hasta donde llegaron las autoridades policiales, Fiscalía y Medicina Forense a reconocer y hacer el levantamiento de los cadáveres de las dos mujeres asaltantes.

También llegaron allegados de las fallecidas, quienes informaron que Jennis Melisa y Estefany Dayana eran originarias y residentes en la comunidad de Río Abajo, del Distrito Central.

Según las investigaciones preliminares de los agentes de la Dirección Nacional de Investigación Criminal (DNIC), las dos mujeres que asaltaron a los pasajeros del bus estaban ligadas a la banda de “Los Chirizos”, que opera en los mercados de Comayagüela, al igual que el menor que logró escapar.

Parientes de Jennis Melisa dijeron que ella deja una hija de nueve meses de nacida, y que ayer había salido desde muy temprano a comprar una leche a la comunidad de Vía Campesina.

Aseguraron que desconocían las actividades a que se dedicaba la muchacha.

La Prensa