Más noticias

Horas cruciales esperan a Carlos Arnoldo “Negro” Lobo

Tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia, el hondureño será presentado ante una corte federal en Miami por tráfico de drogas

La seguridad se ha redoblado en las afueras del Primer Batallón de Infantería en Tegucigalpa donde permanece recluido el presunto narcotraficante Carlos Arnoldo Lobo.
La seguridad se ha redoblado en las afueras del Primer Batallón de Infantería en Tegucigalpa donde permanece recluido el presunto narcotraficante Carlos Arnoldo Lobo.

Tegucigalpa, Honduras

Esta semana sería presentado ante una corte federal en Estados Unidos el hondureño Carlos Arnoldo “Negro” Lobo, para que responda una acusación por dos delitos ligados al tráfico de drogas.

El Poder Judicial confirmó que en las próximas horas el hondureño será extraditado a territorio estadounidense luego de rechazar el recurso de apelación que interpuso su defensa en contra del fallo que autoriza su entrega.

Lobo es requerido por la justicia estadounidense por los delitos de asociación delictuosa para distribuir cocaína sabiendo que la misma sería llevada a Estados Unidos y además por asociación delictuosa con la intención de distribuir cocaína estando a bordo de una nave sujeta a jurisdicción de Estados Unidos.

La noche del viernes, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) autorizó, por unanimidad, su extradición luego de una maratónica reunión en la que se aprobó la entrega, pero condicionada a los hechos que se señalan a partir de la reforma constitucional de febrero de 2012.

En su artículo 5, el tratado de extradición establece que nadie puede ser juzgado por delito distinto al que motivó su entrega, lo que significa que Lobo tendrá que ser juzgado por los hechos cometidos posteriores a la reforma del artículo 102 constitucional.

El presunto narcotraficante permanece recluido en una celda de máxima seguridad en el Primer Batallón de Infantería, el cual permanece fuertemente custodiado por miembros de las Fuerzas Armadas.

Dicha instalación permanece resguardada día y noche por militares que vigilan los alrededores incluso con vehículos de combate tipo tanque y Jeeps artillados.

Las autoridades indican que Lobo será trasladado esta semana en helicóptero hasta Palmerola y luego a Miami, Florida, adonde será presentado ante una corte federal para que responda por el delito de tráfico de drogas.

Un certificado presentado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos establece que, de ser encontrado culpable, Lobo podría enfrentar hasta dos cadenas perpetuas en el territorio norteamericano.

El “Negro” Lobo fue detenido el 27 de marzo pasado en San Pedro Sula para ser sometido a un juicio solicitado por la justicia de Estados Unidos para ser extraditado a ese país.

Con motivo de los cargos contenidos en la acusación de reemplazo, el Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida libró el 7 de noviembre de 2013 una orden de arresto contra Lobo.

“Esta orden permanecerá válida y ejecutable para aprehender a Lobo, para que sea juzgado por los delitos que le son imputados...”, dice el documento. Los delitos por los que se acusa a Lobo fueron incoados también conforme a una “Ley de Prescripción”, que establece que se requiere que un acusado sea imputado formalmente dentro de los cinco años de la fecha en que fueron cometidos los crímenes.