Arrestan a dos supuestos distribuidores de droga de la mara MS-13 en Yoro  

Uno fue capturado en aldea Toyos y el segundo en la Colorada.

Los dos pandilleros fueron detenidos en diferentes operativos.
Los dos pandilleros fueron detenidos en diferentes operativos. /

El Negrito, Yoro.

Autoridades de la Policía Nacional arrestaron a dos supuestos integrantes de la Mara Salvatrucha (MS-13) que delinque en ese sector, en dos diferentes operativos.

El primer arresto se llevó a cabo en la aldea Toyos de ese municipio de El Negrito, Yoro.

El sospechoso tiene 19 años de edad, es originario del municipio de San Pedro Sula del departamento de Cortés y residente en la aldea La 34 de ese sector.

LEA: Matan y queman a un hombre en El Progreso, Yoro

Los agentes le preparan expediente investigativo por la comisión del delito flagrante de posesión para el tráfico ilícito de drogas.

Al momento de la detención se le encontró en posesión de 22 envoltorios de plástico transparente conteniendo en su interior polvo blanco supuesta cocaína.

La Dirección Policial de Investigación (DPI) lo pondrá a disposición de la Fiscalía de esa localidad para que se continúe con el proceso legal que conforme a ley corresponde.

Segundo detenido

Una persona sospechosa del delito de posesión para el tráfico ilícito de drogas fue detenida mediante un trabajo de seguimiento y vigilancia llevado a cabo por parte de la Policía Nacional en aldea Colorada.

marero-detenido-MS-honduras2(800x600)
La supuesta marihuana fue incautada por las autoridades.


La acción policial fue ejecutada por agentes de a Dirección Nacional de Prevención y Seguridad Comunitaria (DNPSC) y de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) asignados al Distrito Dos de la Unidad Departamental de Policía #18.

Se trata de una persona de 22 años de edad, originario del municipio de Morazán y residente en El Progreso, Yoro.

Al sospechoso se le supone responsable del delito de posesión para el tráfico ilícito de drogas, en perjuicio de la salud de la población del Estado de Honduras.

La Prensa