Crecimiento de mipymes causa demanda de locales comerciales

Muchos emprendedores que comenzaron en ferias ahora tienen su propio local o quiosco. Las claves del éxito son la formalización, la capacitación y reinventarse según el mercado.

Eber Obando muestra sus aderezos y encurtidos. Las plazas comerciales son ocupadas por nuevos negocios. Fotos: Melvin Cubas.
Eber Obando muestra sus aderezos y encurtidos. Las plazas comerciales son ocupadas por nuevos negocios. Fotos: Melvin Cubas.

San Pedro Sula

El crecimiento de pequeños negocios ha provocado una demanda de espacios comerciales formales en San Pedro Sula.

En los últimos dos años, en la Capital Industrial han surgido más de 20 plazas comerciales, entre grandes y pequeñas, en donde el mayor número de ocupantes son microempresarios que comenzaron sus negocios de cero y en menor cantidad franquicias de negocios existentes.

Los sectores varían, pero predominan alimentos, bisutería y accesorios varios, salones de belleza, barberías, tiendas de conveniencia y cafés.

Actualmente se encuentran en construcción al menos cinco grandes plazas comerciales, cuyos espacios están apartados en más de un 80% y la mayoría son nuevos negocios que ofrecen al sampedrano una variedad de opciones de consumo.

El Bazar del Sábado, un espacio de venta que surgió en 2016 como iniciativa de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), ha sido una plataforma para que cientos de micros y pequeños empresarios den a conocer su producto y tengan ventas exitosas que los lleven a poder abrir sus propios locales comerciales.

Tatiana Paz, gerente de Comunicaciones de la CCIC, manifestó que son incontables los casos de éxito de emprendedores que han trascendido del Bazar del Sábado y ahora tienen sus propios establecimientos, servicios a domicilio o tienen sus productos a la venta en tiendas de conveniencia o supermercados.

Entre la lista se mencionan Mangoviche, Ta Guenito, Costillas Ribs, Encurtidos Génesis y Katrachamoys, de bisutería y ropa, muchos emprendedores tienen locales comerciales o quioscos en centros comerciales.

“Como Cámara de Comercio e Industrias de Cortés vemos con mucho entusiasmo y satisfacción cómo el Bazar del Sábado es una plataforma para que centenares de emprendedores se den a conocer y encuentren clientes a gran escala, convirtiéndose en proveedores de negocios locales y de diferentes partes del país”, dijo Paz.

Cabe destacar que organizaciones como el Bazar del Sábado y el Centro de Desarrollo Empresarial Mipyme del Valle de Sula ayudan a los emprendedores a formalizarse y al estarlo pueden crear alianzas y ser proveedores a las grandes empresas.

Eber Obando comenzó junto con su esposa en el Bazar del Sábado en 2016 vendiendo encurtidos y actualmente distribuye siete de sus nueve productos en más de 60 puntos de venta; entre ellos, grandes cadenas de supermercados.

Obando cuenta que inicialmente vendía los encurtidos a sus compañeros de trabajo, posteriormente fue ampliando su oferta de productos y en medio de la pandemia en 2020 salió a buscar oportunidades de venta en los supermercados, en donde ha tenido éxito con sus aderezos, encurtidos, chile, miel de abeja y tajadas.

Después de solo trabajar con su esposa, ahora genera más puestos de trabajo en su empresa llamada Encurtidos y Aderezos Génesis.

Actualmente tienen dos quioscos: en el primer nivel en City Mall y en el tercer nivel de MegaMall.

Además, siguen estando en el Bazar del Sábado todos los sábados. “El punto clave de nuestro emprendimiento es la oración a Dios”, expresó Obando.

Esperanza Escobar, líder de mipymes, sostiene que entre las claves de crecimiento de las pequeñas empresas está la formalización de sus negocios, la capacitación empresarial, el buen manejo de las finanzas, saber administrar la empresa.

Explicó que no a todos los emprendedores les va bien; sin embargo, es necesario ser persistente, renovarse e ir adaptándose a las necesidades del mercado, una constante capacitación y un buen servicio al cliente.

Alimentos sigue siendo uno de los que más eligen los emprendedores para comenzar.

La Prensa