Más noticias

Investigan si muerte de niña fue por dengue grave

Salud pide a la población adoptar medidas para evitar el virus, sobre todo en menores de edad.

La Secretaría de Salud redobló las jornadas de fumigación y fortaleció la campaña contra el dengue. La pequeña Britany residía en la aldea El Calán, de Villanueva.
La Secretaría de Salud redobló las jornadas de fumigación y fortaleció la campaña contra el dengue. La pequeña Britany residía en la aldea El Calán, de Villanueva.

San Pedro Sula, Honduras.

La muerte de una niña de cinco años está en investigación como la posible segunda víctima mortal de dengue grave (hemorrágico) en el país durante 2018.

El deceso ocurrió la madrugada de ayer, cuando su madre y su tía conducían a la niña Britany Alexandra Gómez Hernández hacia el hospital Mario Rivas.

LEA: Niña de cinco años muere por dengue grave en el hospital Mario Rivas

La pequeña residía en la aldea El Calán, de Villanueva, uno de los municipios de Cortés más afectados por esta enfermedad.

Xiomara Gómez, madre de la infante, relató que el viernes Britany presentó fuertes dolores de estómago, de pecho, fiebre y vómitos, pero fue hasta el sábado que decidieron llevarla al Mario Rivas, donde luego de una evaluación los doctores le dijeron que los síntomas eran por una infección en la garganta.

“Cuando la traíamos el sábado venía con 40 grados de temperatura, al llegar al Catarino le bajó a 38 y la doctora le revisó la boquita y nos despacharon, solo nos dieron la receta para que le estuviéramos comprando medicina, no la mandaron hacer exámenes ni nada”, prosiguió la mamá.

Refirió que el domingo y lunes los malestares continuaron y en la madrugada del martes la niña comenzó a vomitar sangre, lo cual los preocupó y salieron rápidamente al centro asistencial, pero la pequeña murió en el trayecto.

Hasta ayer, a las 3:30 pm, los familiares aguardaban fuera de la morgue de Medicina Forense a la espera del cuerpo de Britany, y del dictamen médico que confirmara si la muerte había sido por causa de dengue grave.

Autoridades del Mario Rivas dijeron ayer a periodistas de LA PRENSA que lo que la niña presentaba el sábado era faringoamigdalitis, por lo que se le recetó amoxicilina y acetaminofén, ya que no se le detectó otra sintomatología que indicara que era dengue, aunque rectifican que en una época de epidemia como la actual, una persona con fiebre se sospecha que sufre del mal hasta que se demuestre lo contrario.

Brote

Luisa María Pineda, epidemióloga del Rivas, indicó que los casos de dengue se han disparado, especialmente en menores de 18 años, por lo que tuvieron que habilitar más espacios físicos para poder brindar atención a la gran cantidad de pacientes que están llegando, también por otras enfermedades.

Explicó que en relación a 2017, el incremento es de un 600%, registrando hasta la fecha 612 casos de dengue con signos de alarma y unos 365 no graves.

Cecilia Ordóñez, epidemióloga de la Región Departamental de Salud de Cortés, detalló que contabilizan 1,212 casos de dengue sin signo de alarma y 299 casos donde ha sido necesaria la hospitalización.

“De los casos que han estado saliendo han disminuido en San Manuel, pero han aumentado en Villanueva y Potrerillos. La semana pasada se intervino este último municipio con fumigaciones y eliminación de criaderos”, agregó Ordóñez.

En el Seguro Social, la mayoría de ingresos en las últimas tres semanas por dengue son en el área de pediatría, según personal del centro.

Las autoridades piden a la población tomar las medidas para prevenir más brotes, entre ellas, lavar la pila una vez por semana y evitar salir de sus casas entre las 5:00 am y 6:00 am y 5:00 pm y 6:00 pm, pues es cuando el zancudo transmisor sale.

Juan José Leiva, director municipal de Salud, dijo que las jornadas de fumigación continuarán en San Pedro Sula hasta mediados de este mes.

Semanalmente están fumigando entre cuatro y cinco colonias, aseguró.