Dramática entrega de alimentos en helicóptero a los atrapados en Choloma

Población de la aldea de Protección, que está atrapada en los bajos de Choloma, recibió comida y agua. En camiones llevaron alimentos a la aldea de Tibombo.

Foto: Fotos: Yoseph Amaya

Habitantes de Protección cargan paquetes de agua que llevó la Fuerza Aérea.

Por: Ariel Trigueros

9 min. de lectura

SAN PEDRO SULA

Pobladores de las aldeas Protección y Tibombo, en los bajos del municipio de Choloma, además de estar incomunicados por las aguas del río Ulúa, enfrentan hambruna desde hace unos 15 días, así como ausencia de energía eléctrica y agua para consumo en los hogares.

La crisis humanitaria que sufren los habitantes orilló a la Fuerza Aérea Hondureña (FAH) a movilizar ayer miércoles el helicóptero presidencial, el único que funciona en la zona norte, durante tres horas consecutivas para llevar desde la base aérea Armando Escalón múltiples sacos con granos básicos y cajas con más comida, agua y otros enseres.

Avanza Ian
  • > El huracán Ian llegó al oeste de Florida ayer miércoles como un ciclón de categoría 4 y con vientos de más de 240 km/h, provocando inundaciones catastróficas en varias localidades. Provocó una marejada ciclónica de varios metros de altura que inundó grandes áreas de la costa suroeste de Florida.Ian ha afectado indirectamente el territorio nacional con lluvias.

El masivo traslado desde La Lima hasta las remotas montañas de Protección fue acompañado en todo momento por un equipo periodístico de Diario LA PRENSA, que presenció in situ cómo habitantes demacrados, pero con sonrisas dibujadas en sus rostros y miradas de esperanza como si al final del túnel hubiesen visto la luz, salieron de sus casas para recibir los alimentos y cargarlos sobre sus espaldas mediante una cadena humana compuesta por niños, jóvenes y adultos, para pronto llevarlos a sus humildes casas.

Además: Piden a evacuados volver hasta el fin de las lluvias

Mientras miembros de las Fuerzas Armadas (FF AA) cruzaban los víveres de extremo a extremo, un grupo de militares se movió sobre tierra firme a través de camiones para llevar comida y agua a los vecinos de Tibombo, a unos 25 minutos de Protección, en una operación kilométrica de solidaridad que terminó hasta en horas de la noche.

$!Familias enteras se congregaron ayer miércoles en el campo de fútbol de la comunidad de Protección para recibir el helicóptero que traería su comida y agua.

Drama

En los centros de salud se agotaron los medicamentos, las pulperías ya no cuentan con más alimentos y la mayoría de la gente se baña en las aguas sucias del Ulúa. Obtener agua para beber y raciones de comida es un lujo que solo los valientes y los pocos con dinero se pueden dar.

En esta aldea los hombres se movilizan en lanchas o nadando y arriesgando sus vidas para cruzar hacia Urraco Pueblo y traer lo suficiente que les permita subsistir junto a sus familias.

Desde hace dos semanas todos los hombres de la comunidad se unieron para colocar sacos cargados de arena sobre los bordos que rodean a Protección y así evitar inundaciones, similares medidas aplicaron en Tibombo y Poza del Riel, más no en Lupo Viejo, que es la otra aldea que conforma el bloque bananero, donde las casas quedaron casi bajo el agua.

$!Han sido al menos dos semanas de zozobra por falta de alimentos luego que las inundaciones afectaran sus viviendas:

Los residentes contaron a los periodistas de LA PRENSA que todas las noches han estado durmiendo en los bordos, donde instalaron covachas para vigilar que el agua no rebalse e inunde sus casas. Los hombres han sido los principales sacrificados y monitorean las 24 horas.También impera una crisis sanitaria, ya que se han reportado menores y adultos con infecciones en la piel y problemas respiratorios.

Las embarazadas y los recién nacidos viven una pesadilla no solo por la ola de zancudos que se ha revuelto en el sitio, sino también porque han carecido de leche, pañales, agua y comida.

Gestiones

La alcaldía de Choloma se ha convertido en piedra angular para atender urgentemente a las familias afectadas.

La corporación ha sumado esfuerzos logísticos y humanos para llegar hasta los últimos rincones y auxiliar a las familias que claman misericordia mientras la muerte los acecha.

$!Vecinos de Protección celebraron el miércoles la entrega de alimentos.

“Con el esfuerzo del alcalde y todo un equipo hemos atendido a estas comunidades, principalmente a Tibombo y Protección, que son las más grandes y están incomunicadas. Solo en Protección se está apoyando a unas 1,400 personas y a más de 700 en la aldea de Tibombo”, precisó Roberto Sánchez, coordinador del comité de emergencia municipal.

“Afortunadamente hemos podido llegar también vía aérea, quisimos que todo llagase a los más necesitados porque hay gente que tiene días de no beber agua y es por ello que hemos hecho un gran esfuerzo”, apuntó.

$!Miles de familias permanecen en vilo en los bajos de Choloma.

En tanto, Rodrigo López, presidente del patronato de Protección, comentó que han matado varias vacas de su propiedad para darles de comer a las familias, puesto que lo poco que había ya se esfumó.

“El alcalde hace hasta donde puede, pero esperamos que la presidenta Xiomara Castro nos ayude, pedimos auxilio”, externó el líder comunitario.

La situación empeoró porque los hombres dejaron de trabajar luego que se dañaran sus cultivos de palma, plátano, maíz y otras cosechas, que servían como sus medios de sobrevivencia.