"Hoteleros estamos al borde de la quiebra y llenándonos de deudas": Directivo de Canaturh

Un 4% de los hoteles en el país ha cerrado de manera definitiva debido a la crisis económica derivada de la pandemia del covid-19, indicó en entrevista el empresario Donaldo Suazo.

San Pedro Sula, Honduras.

La pandemia del covid-19 ha desbaratado sin precedentes y de extremo a extremo la industria hotelera en todo el mundo, no siendo la excepción Honduras, donde la mezcla de restricciones a raíz de la emergencia sanitaria desde marzo de 2020 orillaron al cierre temporal y permanente de varios de los edificios, provocando un sinnúmero de personas desempleadas.

A más de un año de la pandemia en Honduras, el sector hotelero aún no tiene claro sobre cuánto tiempo les llevará emerger y no tienen la confianza de asegurar si los consumidores seguirán siendo cautelosos durante un período posterior.

El impacto inmediato ha sido una fuerte caída en los ingresos, ya que muchos de los viajeros viven encerrados o usan videoconferencias para reunirse. Al problema se suma toda la incertidumbre con respecto a la situación actual.

LA PRENSA conversó con Donaldo Suazo, uno de los directivos a nivel nacional de la Cámara Nacional de Turismo de Honduras (Canaturh), quien expuso la difícil situación que atraviesa el rubro hotelero y cuálés son las necesidades inmediatas para levantarse exitosamente a largo plazo.

hotelero.3(1024x768)
El empresario sampedrano Dolando Suazo exteriorizó su preocupación por la actual situación de los hoteles.
¿Cómo está trabajando el rubro hotelero a más de un año de la pandemia en Honduras?

Todo ha sido difícil, estamos en una época dura en la historia del turismo en Honduras y especialmente a nivel de los hoteles, no habíamos tenido un período tan prolongado de tiempo por una crisis.

¿Cómo traduce en cifras el impacto negativo de la pandemia en el rubro hotelero?

En este momento tenemos pérdidas que calculamos andan en los 1,000 millones de lempiras mensuales porque se han caído las ventas, si eso lo multiplicamos por la cantidad de meses que hemos estado paralizados y con ocupaciones ridículas entre un 10% a 30% aún en Semana Santa, estaríamos hablando de unos 18,000 millones de lempiras acumulados en pérdidas solamente en el sector hotelero, a eso se suman los parques de diversiones y restaurantes, lo que vuelve una tragedia lo sucedido.

¿Cuántas personas fueron despedidas y cuántas conservan su trabajo aún en medio de la crisis por la pandemia?

Se ha reintegrado a sus puestos de trabajo a un 40% de personal permanente en los hoteles del país, quienes habían quedado fuera desde el inicio de la pandemia, mientras que empleados temporales prácticamente no se han vuelto a contratar.

¿Cuál es el promedio de ingresos y ocupación hotelera a la fecha?

La ocupación promedio en los últimos meses no pasa de un 30%, es preocupante porque lo indispensable para que un hotel pueda cubrir sus gastos sin utilidades es de un 45%; es decir, la mayoría de los hoteles, con pequeñas excepciones, están en números rojos y no pueden cumplir con sus obligaciones.

¿Cuántos hoteles han cerrado y cómo está la demanda de turistas internacionales?

Un 4% de los hoteles ha cerrado de forma permanente, también hay muchos que no han abierto desde que empezó la pandemia, pero no clausuraron operaciones, solo están esperando. Lo que le pasó al hotel Sula, por ejemplo, nos tiene tristes, pero ese es solo un ejemplo de lo que está sucediendo a nivel de país, por otro lado, muchos empresarios han decidido aún no abrirlos porque es probable que la recuperación no venga a corto plazo, hablamos posiblemente a finales de 2022, pero para eso es necesario que la población mundial que viaja y hace turismo se recupere económicamente y sea vacunada.

Sobre los ingresos de turistas extranjeros, ha bajado por completo, es lamentable porque Honduras estaba iniciando una época de turismo de ocio, que es la gente que viene sobretodo con fines recreativos, ahora todo se ha parado, la gente no está viajando y en caso de hacer turismo, de los últimos países que escogerían sería Honduras porque no tenemos aún las condiciones de seguridad.

¿Cómo quedó el rubro hotelero en Honduras después de las Semana Santa 2021?

Fue mala comparada con años anteriores, más aún con relación a la de 2019, antes teníamos ocupaciones de hasta un 90% en todo el país, excepto Tegucigalpa y San Pedro Sula que caen tradicionalmente en un 40% porque no hay turistas que visiten en ese tiempo. Este año anduvimos como en un 40% de ocupación hotelera en Honduras.

¿Qué sucedió con la Ley de Rescate Financiero discutida en el Congreso Nacional y qué mecanismos de alivio han buscado para recuperarse?

Se aprobó y supuestamente ayudaría al sector para aliviar la carga financiera, pero no es suficiente, se sigue trabajando de manera convencional y la banca continúa aplicando reglas duras.

Si no buscamos soluciones de largo plazo para seguir vivos, los bancos van a proceder a rematarlos y tomar sus garantías en muchos casos porque no es posible por ahora cumplir con las obligaciones. Se necesita un respiro, hay deudas por energía eléctrica, con los impuesos de bienes raíces, de produccion y ventas, impuestos municipales, con las licencias ambientales, en fin, necesitamos rescatar al sector.

Nos hemos reunido con instancias gubernamentales como Banhprovi para que nos redescuente los préstamos que tenemos con la banca nacional, pero el problema está en que nadie esperaba que esta crisis durara tanto, fue por eso que se hicieron proyectos de refinanciamiento y readecuación de deudas como tradicionalmente se realiza. Los bancos ahora están poniendo demasiadas barreras, apenas un 20% de los empresarios se han podido acoger a los diferentes beneficios, el 80% aún se encuentra en el limbo.

Con el actual ambiente de incertidumbre ¿considera que cambiará el nivel de prioridad de inversión en el país?

Es una realidad, nosotros como hoteleros estamos en la obligacion de buscar otros ingresos porque no vemos cómo va a subir el turismo en el país, la única solución es la vacuna y eso no se mira que a corto plazo sea posible.

¿Cuáles son las proyecciones de Canaturh y asociaciones amigas con relación al cierre de 2021?

Vamos a tener un retroceso de un 40% por lo menos en cuanto a niveles de venta y ocupacion con relación a lo registrado en 2019, este año será bastante parecido al 2020.

¿Cuánto tiempo deberá pasar para que el rubro vuelva a los niveles de rentabilidad de antes?

Deberán pasar un par de años más, por eso debemos tener medidas especiales que nunca se han hecho, algo así como un plan marshall nacional, ya que estamos al borde de la quiebra.

¿Cómo seguirán sobreviviendo?

Quedando mal con nuestros acreeedores o suplidores y llenándonos de deudas, por ejemplo, los hoteles pequeños en su mayoría son operados por familias y todos se involucran, muchos hasta han vendido su casa y se han pasado a vivir a los hoteles, haciendo cualquier tipo de malabares para mantenerse a flote, esto quiere decir no ganando algo, sino perdiendo poco.

La Prensa