Más noticias

¡Esfuerzo!

“Es más fácil ir colina abajo que hacia arriba, pero las vistas son desde arriba”: Arnold Bennett.
Todos en la vida desde el momento del nacimiento necesitamos el esfuerzo, pero el valor no es el esfuerzo o castigo, sino el crecimiento personal con disciplina. No se puede esperar que todo caiga del cielo, todos somos capaces de realizar un mayor esfuerzo dependiendo de los intereses, quitar horas de sueño para estudiar. Siempre que usted logró crecer y avanzar en su vida es el resultado de saber que sin esfuerzo no hay vida. “La satisfacción radica en el esfuerzo, no en el logro.

El esfuerzo total es una victoria completa”: Mahatma Gandhi. Muchas veces al no ver las recompensas del esfuerzo viene la desesperación, desánimo y depresión, la cual lleva al enfado y la impotencia. Pero lo más importante es que quizá no tengamos los resultados esperados, pero sí podemos quedar satisfechos al saber que si no damos todo no dimos nada. Es allí donde vivimos una realidad que la felicidad no es la meta, sino el camino.

Las lágrimas que se han derramado, sudor, la insistencia, persistencia, resistencia es un camino difícil, pero de gran satisfacción. Si usted escogió ese camino difícil, déjeme felicitarle por su coraje, valentía, ya que ganó su voluntad, y eso es lo más poderoso en la vida humana. Es la voluntad en el esfuerzo que hace que su vida sea eficaz, puede palpar los frutos y su logro y progreso en la vida, lo cual lo llevará a relacionarse con personas de propósito que están en la misma línea, en la cual usted desea crecer y desarrollarse.

Toda persona en la actualidad quiere todo rápido, fácil y efectivo, por lo cual pierde el atractivo el esfuerzo, pero lo cierto es que la mayoría que elige lo fácil inicia tomando la vida como difícil. Siempre que el cerebro humano se adapta a lo fácil y cómodo, como ser la rutina diaria, los cambios generan resistencia. Lo mejor es hacer nuestra parte y permitir que Dios haga la suya. “él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas”: Isaías 40:29. Este día, el Señor está con usted, él dará fuerzas para su destino y le veo en el futuro mejor de lo que está ahora.