Más noticias

Palabras y palabros

“Se le acusa de facilitación de medios de transporte de droga en perjuicio de la salud del Estado de Honduras”, aquí encontramos algo raro: “salud del Estado de Honduras”, a menos que se refiera a los empleados del Estado de Honduras, pues estado se define como el conjunto de órganos de gobierno de un país soberano: “Son escuelas sostenidas por el Estado”.

También estado es cada uno de los territorios independientes de una federación: estado de Florida, estado de Tamaulipas, que en estos casos se escribe con inicial minúscula: “estado de Oaxaca”.

Luego, mi amigo reportero tuvo que haber escrito: “Se le acusa de facilitación de medios de transporte de droga en perjuicio de la salud de Honduras” (pues por metonimia se entiende que Honduras encierra una comunidad). El periodismo debe ser formador de opinión, informador, pero también sustentáculo del buen uso de la lengua.

Hoy he leído en un periódico: “En caleta de barril encuentran enterrado cargamento de droga”. Caleta nada tiene que ver con el concepto de “dinero escondido en lugares ocultos”. Pero nuestros comunicadores son muy dados a la emulación léxica policial, y como los “uniformados” usan esos términos, entonces aquellos se apropian de tales palabros.

Caleta en el contexto delictivo es un narcotérmino, por lo que un medio de comunicación social debe evitar tal significante. Lo apropiado sería “En barril enterrado encuentran cargamento de droga”. Todavía leo en los periódicos casos como “Aparecen dos pandilleros ejecutados”.

Acaso por la cercanía contextual, los redactores (con el apoyo incondicional de las fuentes policiales) asimilan “ejecutar” como “matar” al no entender casos como “El pandillero ejecutó el asesinato”, pues eso fue lo que hizo el bandolero: ejecutar, perpetrar, cometer el asesinato; así, lo correcto habría sido: “Aparecen dos pandilleros asesinados”.

“Aparecen dos pandilleros victimados”, “Aparecen dos pandilleros muertos”, según se determine la causa del óbito. Ejecutar referido a matar solo es posible en el lenguaje jurídico: “Un juez determinó ejecutar al reo”, es decir, quitarle la vida.