El Papa retira a obispo de Alemania por despilfarro

El Vaticano nombra comisión para investigar al religioso por gastar 40 millones de euros en construcción de residencia.

El obispo de Limburg, Franz-Peter Tebartz-van Elst, en la vieja vicaría frente a la catedral de Limburg (Alemania). EFE/Archivo<br/>
El obispo de Limburg, Franz-Peter Tebartz-van Elst, en la vieja vicaría frente a la catedral de Limburg (Alemania). EFE/Archivo

Ciudad del Vaticano, El Vaticano.

El papa Francisco ha apartado momentáneamente al obispo de Limburg (Alemania), Franz-Peter Tebartz-van Elst, de 53 años, mientras se ha abierto una investigación para esclarecer las críticas contra el prelado por gastar cerca de 40 millones de euros en la construcción de su residencia.

En un comunicado difundido hoy por la oficina de prensa del Vaticano, se explica que el papa ha sido informado "ampliamente y objetivamente de la situación en la diócesis de Limburg, en la que se ha creado una situación en la cuál el obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst, en el momento actual no puede ejercitar su ministerio episcopal".

La nota añade que se ha creado una comisión para realizar "un profundo examen sobre la construcción de la sede episcopal" y que "en espera de resultados sobre esta investigación y las posibles responsabilidades" el vicario general Wolfgang Rösch adminsitrará la diócesis de Limburg.

La oficina de prensa del Vaticano comunicó hoy que el papa, después de ser informado "de la situación en la diócesis de Limburg" ha decidido que en la actual situación el obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst "no puede ejercitar su ministerio episcopal".

Al mismo tiempo, la nota del Vaticano informó de la creación de una comisión para realizar "un profundo examen sobre la construcción de la sede episcopal" y que "en espera de resultados sobre esta investigación y las posibles responsabilidades" el vicario general Wolfgang Rösch, que tenía que haber entrado en su cargo en enero de 2014, administrará la diócesis de Limburg.

La iglesia alemana confía en recuperar "la calma"

El presidente de la Conferencia Episcopal alemana, Robert Zollitsch confió hoy en que el alejamiento temporal del obispo de Limburg, Franz-Peter Tebartz-van Elst, acusado de despilfarro, abra un periodo para recuperar "la calma interior".

"Con la decisión de hoy tomada por la Santa Sede, por la cual el obispo de Limburg se retirará un tiempo de su diócesis, que será administrada a partir de ahora por el vicario general, se inaugura un espacio, para reencontrar la calma interior", explicó Zollitsch en un comunicado.

Zollitsch, arzobispo de Friburgo además de liderar las 27 diócesis católicas teutonas, aprovechó para confirmar que la comisión interna creada por él "continuará su trabajo con celeridad y cuidado" para aclarar la polémica en torno a Tebartz-van Elst.

Este grupo, agregó Zollitsch, debe estudiar "los costes, la financiación y las decisiones tomadas alrededor de la construcción de la residencia episcopal de Limburg", meollo de la controversia.

El coste de las obras de su nueva residencia episcopal ascienden a 40 millones de euros, frente a los 5,5 millones inicialmente anunciados.



La Prensa