Irán responde a EEUU con ataque con misiles a dos bases en Irak

Teherán afirma que al menos 80 soldados estadounidenses murieron en el ataque.

VER MÁS FOTOS
TOPSHOT - An image grab from footage obtained from the state-run Iran Press news agency on January 8, 2020 allegedly shows rockets launched from the Islamic republic against the US military base in Ein-al Asad in Iraq the prevous night. - Iran fired a volley of missiles late on January 7, 2020 at Iraqi bases housing US and foreign troops in Iraq, the Islamic republic's first act in its promised revenge for the US killing of a top Iranian general. Launched for the first time by government forces inside Iran instead of by proxy, the attack marked a new turn in the intensifying confrontation between Washington and Tehran and sent world oil prices soaring. (Photo by - / IRAN PRESS / AFP) / RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT - AFP PHOTO / HO / IRAN PRESS NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS FROM ALTERNATIVE SOURCES, AFP IS NOT RESPONSIBLE FOR ANY DIGITAL ALTERATIONS TO THE PICTURE'S EDITORIAL CONTENT, DATE AND LOCATION WHICH CANNOT BE INDEPENDENTLY VERIFIED - NO RESALE - NO ACCESS ISRAEL MEDIA/PERSIAN LANGUAGE TV STATIONS/ OUTSIDE IRAN/ STRICTLY NI ACCESS BBC PERSIAN/ VOA PERSIAN/ MANOTO-1 TV/ IRAN INTERNATIONAL / /

Teherán, Irán.

Irán llevó a cabo el miércoles un ataque con misiles contra dos bases militares en Irak en las que hay soldados estadounidenses, como represalia a la muerte del general iraní Qasem Soleimani, una respuesta militar que marca una "nueva etapa" en las tensiones pero no ha provocado por ahora la temida escalada.

En plena noche y en tan solo media ahora, un total de 22 misiles balísticos cayeron sobre las bases de Ain al Asad (oeste) y Erbil (norte) que albergan a militares extranjeros, entre ellos algunos de los 5,200 soldados estadounidenses desplegados en Irak.

Según el ejército iraquí, los bombardeos no causaron muertos entre sus filas. La televisión estatal iraní dijo que al menos 80 estadounidenses murieron en este ataque, una información que no se ha confirmado.



"Se están evaluando los daños y las víctimas. Hasta ahora ¡todo va bien!, se limitó a decir el presidente Donald Trump en la red social Twitter.

Tanto el gobierno iraquí como las fuerzas de la coalición fueron avisadas directa o indirectamente de la inminencia de un ataque, según fuentes iraquíes y militares.

Los ataques se produjeron exactamente a la misma hora en que un dron estadounidense mató a Soleimani cerca del aeropuerto de Bagdad, el 3 de enero. La operación de este miércoles se llamó "mártir Soleimani", en honor a este popular general, considerado el arquitecto de la estrategia de Teherán en Oriente Medio.

Apenas una "bofetada" a Estados Unidos

Ha sido "una bofetada en la cara" de Estados Unidos, afirmó el guía supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, pidiendo que la venganza vaya aún más lejos. "La presencia corrompida de Estados Unidos en la región debe terminar", dijo.

"No retrocedemos" frente a Estados Unidos, se felicitó por su parte el presidente iraní Hasan Rohani.



Esta fue la primera respuesta militar iraní tras la muerte del general y las reacciones no se hicieron esperar. La Unión Europea lo calificó de "escalada". El Reino Unido, Francia y Alemania condenaron con firmeza el accionar de Teherán.

En Bagdad, el presidente Barham Saleh lamentó este ataque y pidió que su país no se convierta en un "campo de batalla" regional.

Los miedos a una escalada regional o a un conflicto directo entre Irán y Estados Unidos siguen presentes, pero los dirigentes de ambos países parecen querer calmar los ánimos y han enviado mensajes que dan a entender que no quieren una guerra.

"No estamos buscando una escalada o la guerra", dijo el ministro iraní de Relaciones Exteriores, Mohammad Javad Zarif, explicando que las represalias de la noche del martes al miércoles fueron "proporcionadas" y se daban por "terminadas".

En Irak, el Hashd al-Shaabi, coalición de grupos paramilitares proiraníes, amenazó a Estados Unidos con una "respuesta" tan "importante como la efectuada por Irán y que durará hasta que se marche el último soldado estadounidense".

Para el especialista de los grupos chiitas armados, Phillip Smyth, "el lanzamiento de misiles balísticos desde Irán contra objetivos estadounidenses representa el inicio de una nueva etapa".

Irán "ha enviado una respuesta pública contundente para mandar una señal", afirma. El paso siguiente podría dejarse en manos de "agentes iraníes", es decir, las numerosas facciones armadas proiraníes en Irak, Líbano, Siria o en otros lugares.

Coincidiendo con este aumento de la tensión, un avión ucraniano se estrelló este miércoles nada más despegar del aeropuerto de Teherán en dirección a Kiev y todos los pasajeros y miembros de la tripulación fallecieron. En total, las víctimas superan las 170 y las razones de este accidente se desconocen hasta el momento.

En señal de que puede haber otros ataques, la agencia federal de la aviación estadounidense, la FAA, prohibió que los aviones civiles estadounidenses sobrevuelen Irak, Irán y la región del Golfo. Varias aerolíneas, incluyendo Lufthansa, Air France, KLM y otras compañías del golfo, también suspendieron este miércoles los sobrevuelos de los espacios aéreos de Irán e Irak.

Vea: Irán advierte que el ataque con misiles es solo el inicio de su venganza

Los Guardianes de la revolución iraníes, ejército ideológico de la República Islámica, aconsejaron a Washington, en un comunicado, que retire sus tropas de la región "con el fin de evitar nuevas pérdidas", y amenazaron a Israel y a los gobiernos "aliados" de Estados Unidos "que ceden sus bases al ejército terrorista".

Antes del ataque con misiles lanzado por Irán, varios Estados miembros de la coalición internacional antiyihadista liderada por Estados Unidos anunciaron su intención de retirar a sus tropas o a parte de ellas de Irak, después de que las bases en las que están desplegados sufrieran varios disparos con morteros en las últimas semanas.

Francia e Italia aseguraron que tienen la intención de dejar a sus tropas en Irak, pero Canadá y Alemania anunciaron el repliegue de una parte de sus soldados hacia Jordania y Kuwait.

Una retirada de las tropas estadounidenses "sería lo peor que puede ocurrir a Irak", aseguró Trump.


La Prensa