Más noticias

Parlamento aprueba ley que regirá eventual transición en Venezuela

Doce meses después de la salida de Nicolás Maduro, tiempo máximo para convocar a elecciones

Un grupo de venezolanos en el puente Simón Bolívar, frontera entre Colombia y Venezuela.
Un grupo de venezolanos en el puente Simón Bolívar, frontera entre Colombia y Venezuela.

Caracas, Venezuela

El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, fijó en 12 meses la vigencia máxima de un eventual gobierno de transición encabezado por el autoproclamado presidente interino Juan Guaidó, que comenzaría cuando “cese” lo que considera una “usurpación” del poder por parte de Nicolás Maduro.

Dato
La primera cita de cancilleres del grupo de contacto sobre Venezuela reunirá hoy en Montevideo a 8 países de la UE y cinco de Latinoamérica.

“Una vez cesada la usurpación”, Guaidó “ejercerá durante 30 días continuos como presidente encargado” para “conducir el proceso que conlleve a la conformación de un gobierno provisional... y la realización de elecciones presidenciales libres”, establece la Ley del Estatuto para la Transición, aprobada ayer en sesión ordinaria.

Si hubiese “imposibilidad técnica para convocar” a las votaciones en esos 30 días, el Parlamento “podrá ratificar al presidente encargado como presidente provisional”, con un mandato con “plazo máximo de doce meses”.

El texto establece, sin embargo, que los comicios deberán “realizarse en el menor tiempo posible”. La Constitución ordena que, en caso de “falta absoluta” en la presidencia, deben convocarse a elecciones en 30 días y que el jefe del Legislativo se encarga del cargo mientras un nuevo mandatario asume el poder. La ley “da marco, orden y busca gobernabilidad y estabilidad de cara a un proceso de transición”, dijo tras la votación Guaidó, reconocido por EEUU, una docena de países de América Latina y una veintena de Europa.

Ingreso de ayuda

Guadió redobló su presión por el ingreso de ayuda humanitaria, desafiando a Maduro, que la considera el inicio de una intervención militar de EEUU.

El Parlamento aprobó ayer la estrategia de atención a la “emergencia humanitaria”, cuya primera acción es el establecimiento de centros de acopio en Colombia y Brasil, dijo Guaidó tras el debate.

“Aquí en Venezuela no va a entrar nadie, ni un soldado invasor”, sentenció por su parte el presidente socialista, quien cuenta entre sus aliados a Rusia, China, Turquía e Irán.

El diputado Miguel Pizarro, jefe de la comisión parlamentaria sobre la ayuda, indicó que para lograr su ingreso se creará una red de instituciones -como la Iglesia católica- y de personal médico.

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja en Colombia anunció sin embargo que no puede participar “en las iniciativas de entrega de asistencia planteadas para Venezuela desde Colombia, sin que exista un acuerdo previo” con las autoridades.