Piden presupuesto y meta fiscal razonable para equilibrar finanzas de Honduras en 2014

Economistas revelan que la aspiración del Gobierno de Honduras en materia de ingresos es recaudar unos L65 mil millones, debido a lo que se podría generar por los nuevos impuestos y las medidas antievasión

En el gráfico se aprecian los malos cálculos del Gobierno en materia de ingresos.
En el gráfico se aprecian los malos cálculos del Gobierno en materia de ingresos.

San Pedro Sula. La meta de recaudación de impuestos del año 2014 debe ser alcanzable y acorde con el monto que aprobará el Congreso Nacional (CN) para el Presupuesto General de Ingresos y Egresos antes del próximo 20 de enero, coinciden los economistas y exfuncionarios del Gobierno.

Entre las razones principales figuran la disminución del riesgo de un mayor desequilibrio fiscal en relación con el déficit obtenido al cierre de 2013 que, según las autoridades de la Secretaría de Finanzas, fue de 6.0% y estuvo influenciado sobre todo por el pago de sueldos y salarios, que significó el 53.14% del gasto corriente.

La presión para cumplir la meta fiscal de este año aumenta debido al paquete de medidas fiscales que fue aprobado por el Poder Legislativo y las medidas antievasión que serán discutidas en esta semana, cuyas expectativas se basan en generar alrededor de L12 mil millones y en optimizar la capacidad de la institución recaudadora de tributos del país, que hasta el momento es la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI).

No obstante, trascendió que el 83% de ese monto sería destinado al pago de la deuda pública, que a septiembre de 2013 era de $7,390.27 millones, a lo que habría que sumarle la última la colocación de $500 millones en bonos soberanos que se realizó en un banco alemán en diciembre pasado.

Sobre eso pesa también la inyección de L4,500 millones que el Gobierno entrante destinaría al proyecto de acción social denominado Fondo de Solidaridad, para desarrollar actividades productivas en las zonas rurales, entre otros objetivos.

De ese monto falta conseguir L2,500 millones, lo que implicaría el redestino de recursos de otras partidas presupuestarias que se aprueben para el ejercicio fiscal 2014.

Meta realista

Ante dicho panorama, el Colegio Hondureño de Economistas (CHE) propone que la meta de recaudación de impuestos en 2014 sea alcanzable para evitar también especulaciones relacionadas con las perspectivas de algunos indicadores macroeconómicos, como el déficit fiscal.

Para el caso, la meta de recaudación en 2013 fue L60,224.3 millones, pero al cierre de diciembre se habrían logrado solo L55,873.5 millones, según la proyección de las autoridades de la DEI.

“Con las medidas fiscales que aprobaron va a haber mayor recaudación porque se genera un aumento, pero el problema es que ellos van a salir con proyecciones de L65 mil millones para este año y eso no se va a poder alcanzar”, explica Roldán Duarte, presidente del CHE.

“Esta vez lo más realista es esperar ingresos tributarios por el orden de L59 mil millones”, indica.

Según Duarte, el Gobierno siempre fija metas fiscales altas para justificar el ancho del presupuesto general que, por ejemplo, en el año pasado fue de L164,925 millones, lo que representa más del doble de la recolecta estimada.

“Fijan metas de recaudación muy altas para justificar un presupuesto mucho más grande”, añade.

Diálogo nacional

Jorge Yllescas, exdirector de la Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), considera que debe haber una política tributaria consensuada a través de un diálogo nacional en el que los sectores público y privado y los trabajadores se comprometan en la reactivación de la economía nacional.

“El Gobierno actual está desesperado porque no tendrá el control del próximo Congreso Nacional, pero con un diálogo nacional se puede abordar de mejor manera la política tributaria acompañada de la generación de empleo y de mayor inversión”, precisa.

Según Yllescas, en ese concenso se debería considerar algunas circusntancias externas, como la recesión económica internacional.

“La recaudación de la DEI es muy baja. La recaudación no la establece Finanzas como dice la Constitución de la República. El Congreso es el que da la meta y le pone a la DEI metas que no son alcanzables”, señala.

Revisiones

Para Guillermo Matamoros, economista, se necesita una revisión de toda la estructura institucional del Estado para que el presupuesto general que se apruebe contenga partidas justas. “Hay instituciones que no juegan ningún papel, hay servicios que no se están prestando, hay otros que no le corresponden al sector público, entonces lo que se requiere es revisar profundamente lo que está bien o está mal”, apunta.

“Por ejemplo, los hospitales están colapsados absolutamente. En educación, lo mismo. No se puede seguir elaborando un presupuesto de la misma forma, porque se tendrán los mismos resultados”, concluye.

La Prensa