El Salvador registra su primera muerte por Iota

La víctima se transportaba en una motocicleta cuando le cayó un árbol.

VER MÁS FOTOS
El ministro de Gobernación y presidente de la Comisión Nacional de Protección Civil, Mario Durán, confirmó el fallecimiento del joven.
El ministro de Gobernación y presidente de la Comisión Nacional de Protección Civil, Mario Durán, confirmó el fallecimiento del joven.

San Salvador, El Salvador

Un joven de 30 años es la primera víctima en El Salvador por los efectos generados por la tormenta tropical Iota, que ha provocado fuertes ráfagas de vientos en este país y lluvias de baja intensidad, según lo informaron este martes fuentes oficiales.

El ministro de Gobernación y presidente de la Comisión Nacional de Protección Civil, Mario Durán, confirmó el fallecimiento del joven y explicó que la víctima se transportaba en una motocicleta cuando le cayó un árbol, que cedió por los fuertes vientos que se registran desde la madrugada de hoy.

Señaló que el fallecido "llevaba a una niña de 18 meses, quien, según me han informado, fue trasladada a un hospital y se encuentra estable" e indicó que el hecho tuvo lugar en la oriental ciudad de San Miguel.

El funcionario llamó a la ciudadanía a no salir de sus casas si no es necesario y así evitar más tragedias, ya que se prevé que el miércoles se intensifiquen las lluvias y los vientos, cuyas ráfagas oscilan entre los 60 y 80 kilómetros por hora.

Por su parte, la jefa del Gabinete del Gobierno salvadoreño, Carolina Recinos, dijo que la cifra de personas evacuadas subió a 813, e indicó que estas personas se encuentran en 230 albergues instalados en diferentes zonas del país.

Recinos subrayó que las evacuaciones se están haciendo de manera preventiva, a pesar que "en algunas zonas no se registran fuertes lluvias", pero "es mejor prevenir y no lamentar".

El Salvador decretó el lunes alerta máxima (roja) por Iota y este martes se registran lluvias de débiles a moderadas en algunas zonas del país.

DECRETAN DÍA DE LA ORACIÓN

El presidente salvadoreño, Nayib Bukele, decretó este 17 de noviembre Día Nacional de la Oración y llamó a la ciudadanía a elevar de manera voluntaria una plegaria ante la amenaza de Iota.

"Ante la amenaza de la tormenta Iota, sumada a las otras amenazas que existen en el mundo y en nuestro país, he decidido decretar este día, martes 17 de noviembre, como Día Nacional de la Oración", publicó Bukele en sus redes sociales.

Señaló que "la oración colectiva será voluntaria y será realizada hoy por todos los creyentes que así deseen hacerlo, desde cualquier lugar de nuestro país en el que nos encontremos".

"Unámonos en oración, para que Dios sane nuestra tierra y nos libre de todo mal", agregó.

Según El Centro Nacional de Huracanes (NHC), el huracán Iota, que la noche del lunes tocó tierra en Nicaragua con categoría 4, se degradó este martes a tormenta tropical, pero mantiene su amenaza de "inundaciones repentinas y deslizamientos de tierra potencialmente catastróficos".

El NHC indicó en su boletín de las 18.00 GMT de hoy que Iota es una tormenta tropical con vientos máximos sostenidos de 65 millas por hora (105 km/h) que se desplaza hacia el oeste con una velocidad de traslación de 12 millas por hora (19 km/h).

Los meteorólogos alertaron, sobre todo, de los "potenciales catastróficos deslizamientos de lodo" que se pueden producir en zonas de Centroamérica hasta el jueves próximo.

La tormenta tropical "se moverá hoy hacia el interior a través del norte de Nicaragua y, esta noche, atravesará el sur de Honduras" antes de disiparse cerca de El Salvador en la mañana del miércoles. EFE

La Prensa