Afiliados del RAP denuncian retraso en entrega de excedentes

El RAP ha desembolsado desde marzo 85.5 millones de lempiras a más de 7,105 aportantes. La institución aprobó un mecanismo para hacer la devolución expedita, pero no funciona.

Unas 200,000 personas tienen su contrato de trabajo suspendido.
Unas 200,000 personas tienen su contrato de trabajo suspendido.

San Pedro Sula.

Mauricio García laboró hasta mayo pasado en una aerolínea, pero a causa de la pandemia de covid-19 fue despedido y de inmediato hizo los trámites para retirar sus excedentes del Régimen de Aportaciones Privadas (RAP).

Casi cuatro meses después, García sigue a la espera de una llamada del banco autorizado por el RAP para poder acceder a su dinero y mitigar los gastos familiares ahora que no tiene ingresos.

“En la emergencia nacional, el RAP aprobó la medida de alivio que permite a los afiliados despedidos durante la pandemia realizar la gestión en las agencias de Banrural habilitadas de forma inmediata sin esperar los 12 meses de estar desempleados”, señala una hoja de prensa de esa institución.

Para saber
- Los afiliados que buscan retirar su dinero deben hacerlo en cualquiera de las 65 agencias de Banrural, ya que las oficinas del RAP permanecen cerradas hasta la fecha.
- El RAP tiene alrededor de 300,000 afiliados activos que tienen fondos para su retiro o jubilación o en caso de despido del trabajo.

Algunos exafiliados consultados por LA PRENSA están esperando el desembolso desde hace tres meses y al momento de preguntar las razones del retraso, no reciben respuestas concretas.

“Tres meses esperando que me puedan entregar mi dinero, aparte que me hicieron mal el trámite para el depósito ahora me pasan diciendo que los contacte en ocho días hábiles por un error de ellos”, dijo García.

Otro de los entrevistados abordados por este rotativo, pero que pidió omitir su nombre, dijo que desde el 17 de agosto que fue despido ha tratado de obtener su dinero, sin embargo, tras un largo proceso de entrega de documentos y de horas perdidas entre las filas, no le han depositado.

fr-enriqueburgos-120820.1(800x600)
“En este mes pensamos que se va a estabilizar, poniéndonos al día y con el proceso más fluido”: Enrique Burgos, gerente general RAP

El ciudadano consideró que existe incompetencia del RAP como del banco encargado de hacer los pagos, ya que hay demasiada lentitud al momento de la recepción de los requisitos que tienen que presentar los usuarios.

“Por ejemplo, en San Pedro Sula solo hay cuatro agencias en las que se puede hacer el trámite y en cada una solo atienden en una ventanilla. Después de hacer el trámite completo de la solicitud no dan una fecha para hacer el depósito, solo se limitan a decirles a los afiliados que estén pendientes de su cuenta”. Luego de 24 días el ciudadano sigue esperando una llamada.

Problemas de transacciones

Los testimonios de los desempleados difieren con las declaraciones de Enrique Burgos, gerente general del RAP, quien afirmó que “los desempleados pueden hacer el trámite de sus excedentes de inmediato”, una vez que son despedidos, lo cual en la práctica no es una realidad.

Anteriormente el funcionario explicó que por consecuencia de las restricciones de movilidad en el país para frenar los contagios, el número de transacciones cayó de 4,000 a 470 en el mes de abril.

Entre mayo y junio se acumularon alrededor de 15,000 solicitudes de los trabajadores.

Lg-nelson-090920.1(800x600)
“Hay un alza fuerte en el comercio informal y de gente trabajando desde sus casas”: Nelson García Lobo, miembro del Fosdeh

De estas, en julio y agosto se realizaron más de 12,000 transacciones, o sea, el 80% de las que estaban acumuladas, quedando un 20% que está pendiente, además de las que están llegando a diario, detalló Burgos en una entrevista.Significa que la cantidad de transacciones se ha triplicado en el último mes.

Según una hoja de prensa del RAP, de marzo a la fecha la institución ha desembolsado excedentes por 85.5 millones de lempiras, beneficiando a 7,105 afiliados.

Desempleo y suspensiones

Entre 250,000 y 300,000 nuevos desempleos podrían registrarse en el país al término de este año, según el Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh).

Nelson García Lobo, miembro actual del Fosdeh, proyectó que la tasa de desempleo puede alcanzar el 65% al finalizar el 2020, tomando en cuenta que entre el 30 y 40% de la pequeña y mediana empresa cerrará debido a la crisis.

Una de las zonas más golpeadas es el valle de Sula, el cual produce el 40% del producto interno bruto (PIB) del país, y solo aquí se estima han sido suspendidos más de 140,000 trabajadores y de estos al menos la mitad ya perdieron sus empleos

Según cifras del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), en Honduras hay 1.5 millones de personas que afrontan problemas de empleo en la actualidad.

Germán Pérez, secretario de la junta directiva regional de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), dijo que es difícil vaticinar el impacto en la tasa de desempleo, ya que un alto porcentaje de la actividad económica es informal y familiar, por lo tanto no declaran y es complicado seguirles la pista, pero concuerda en que más del 45% de las actividades informales desaparecieron.

“Lo peor que ha pasado es que se destruyó el tejido o conexiones productivas y comerciales, y eso es lo más difícil de recuperar, además de que se ha perdido el patrimonio, será complicado volver a empezar”, lamentó el directivo.

LC requisitos 110920(800x600)
La Prensa