Medidas fuertes para Tegucigalpa y San Pedro Sula por ser focos de coronavirus

Jair Meza, portavoz de la Policía en Honduras, indicó este martes que San Pedro Sula y Tegucigalpa son focos de contagio de coronavirus, por lo que están bajo fuerte vigilancia.

VER MÁS FOTOS
Las personas usan mascarillas como medida preventiva contra la propagación del nuevo coronavirus. Foto AFP
Las personas usan mascarillas como medida preventiva contra la propagación del nuevo coronavirus. Foto AFP

Tegucigalpa, Honduras.

Jair Meza, vocero de la Secretaría de Seguridad en Honduras, informó hoy que continúan realizando operativos en todo el país, especialmente en las ciudades que se consideran foco de infección del coronavirus, con el objetivo de evitar su propagación.

Las ciudades de Tegucigalpa y San Pedro Sula son señaladas como principales epicentros del contagio en Honduras, por lo que se han aplicado medidas fuertes para evitar la aglomeración de personas, específicamente en sus mercados.

El comisionado Jair Meza, en un foro televisivo expresó que “las medidas tomadas en los mercados son necesarias, vamos a continuar desalojando a las personas que no quieran cumplir con las disposiciones emanadas”.

Relacionada: Cerrados amanecen los principales mercados en Honduras por coronavirus

“A partir de la fecha la estrategia será que los mercados sirvan de abasto a las pulperías y supermercados en los barrios y colonias, no hay necesidad de aglomerarse en un solo puesto”, detalló Meza.

El comisionado remarcó que el 100% del personal policial está laborando en todo el territorio nacional debido a la emergencia que vive el país, dejando claro que aunque ellos también están expuestos a infectarse del virus, se están tomando todas las medidas preventivas necesarias para salvaguardar su integridad física.

CORONAVIRUS 2.24(1024x768)
Los soldados ordenan a los ciudadanos que respeten el toque de queda impuesto como medida preventiva contra la propagación del coronavirus. Foto AFP

“Hasta el momento ya van 12 policías que han estado en observación por sospechas de coronavirus, nueve de ellos están estables y se ha confirmado que es otro tipo de enfermedad, mientras que de los otros tres se está a la espera de los resultados, estos son riesgos a los que nos exponemos como miembros de la institución”, apuntó el funcionario.

La población debe de tomar conciencia y obedecer, la disciplina de cada uno es muy importante para evitar la propagación del COVID-19, ya que las cifras de casos positivos día con día van en aumento y las medidas tomadas son para evitar más la expansión del virus.

“Sabemos es que bien complicada y difícil esta situación, pero seguimos perfeccionando nuestras estrategias para atender las necesidades de la población sin poner en riesgo la vida de las personas”, aseveró Meza.

Jair Meza concluyó diciendo que "hago un llamado a la población para que respetemos y tomemos conciencia, todos estamos propensos a infectarnos y no nos gustaría que nos trataran mal si resultáramos con COVID-19, aquí somos un solo pueblo y debemos de ser unidos”.

Plan de abastecimiento

En tanto, Gabriel Rubí, secretario ejecutivo del Sistema Nacional de Gestión de Riesgos (Sinager), informó que ya tienen estructurado un plan para la distribución de alimentos a unas 800,000 familias; es decir, 3.2 millones de hondureños a nivel nacional.

Esta actividad se llevará a cabo a partir del próximo miércoles en el marco de la emergencia que atraviesa el país por el COVID-19. El Gobierno decretó toque de queda absoluto a nivel nacional, en ese sentido las personas no pueden salir de sus casas.

gabriel.1104(800x600)
Gabriel Rubí, titular de Copeco

Un gran equipo de voluntarios trabajará en la distribución de productos básicos de subsistencia que garantizará la alimentación de las familias. “Ya está estructurado un proceso para la distribución de alimentos, estamos hablando de que vamos a atender a 3.2 millones de hondureños de manera directa a través de una Fuerza de Tarea en la que vamos a estar involucrados todos”, dijo.

Se contará con la participación “del Gobierno, las iglesias, la sociedad civil, la empresa privada, pero también patronatos y todos los dirigentes que nos puedan dar un liderazgo social para que podamos llegar adonde queremos llegar, pensando en la gente de escasos recurso”, explicó.

Añadió que “también se continúa con el abastecimiento de pulperías, mercaditos y con el apoyo de la gran industria y los distribuidores, hacemos que los mercados estén abastecidos”.

Recordó que se mantienen habilitados los supermercados, farmacias y otro tipo de alimentos que puedan entregarse en sus casas, no hay justificación para que las personas tengan que salir de sus hogares.

La Prensa