Más noticias

El SAR tiene bloqueadas a más de 80 imprentas en San Pedro Sula

Propietarios dicen que hace 10 días presentaron documentación.

Queja. Propietarios de imprentas hablaron con autoridades del SAR para saber cuando los van certificar.
Queja. Propietarios de imprentas hablaron con autoridades del SAR para saber cuando los van certificar.

SAN PEDRO SULA.

Entre 80 y 90 imprentas en San Pedro Sula están paralizadas debido a un bloqueo del Servicio de Administración de Rentas (SAR) que les impide imprimir documentos fiscales a sus clientes.

Miembros de la Asociación de Propietarios de Imprentas en San Pedro Sula explicaron a LA PRENSA que el SAR incumplió con los acuerdos que se habían establecido en una reunión.

Elizandro Díaz, propietario de una pequeña imprenta, explicó que el bloqueo es porque el certificado para operar que obtuvieron en 2014 vencía en dos años, pero al momento de presentarse para renovarlo, las autoridades les dijeron que continuaran trabajando con el vencido, y ahora el SAR los “agarró a quemarropa” y bloquearon a todos.

El microempresario señaló que su empresa fue bloqueada el 25 de octubre, pero que hay otras imprentas bloqueadas desde antes.

LEA: SAR avanza en sus procesos de simplificación

El bloqueo impide a las imprentas solicitar al SAR pedidos de papelería y talonarios para abastecer a sus clientes de documentos fiscales.

Alcides Bardales, propietario de otra imprenta, comentó que a pesar de haber presentado toda la documentación desde hace 10 días, el SAR no los ha desbloqueado y ahora les pide paciencia.

Comunicado

El SAR emitió un comunicado en el que detalló que las empresas pendientes a certificar presentaron incumplimiento e inconsistencias al momento de la visita de inspección, por lo que los invitó a subsanar las siguientes faltas: falta de activación o cancelación de documentos fiscales, falta de requisitos mínimos en impresión de documentos fiscales, no expedición de facturas a clientes, maquinaria no reportada o bloqueo del correo.

Según el SAR, hay 235 imprentas trabajando de manera normal en el país.