Más noticias

Donald Trump negará visas a inmigrantes que no tengan un seguro médico

La medida entrará en vigor el 3 de noviembre.

El presidente de los Estados Unidos, Donlad Trump.
El presidente de los Estados Unidos, Donlad Trump.

Washington, Estados Unidos

Estados Unidos negará los visados a los inmigrantes que, al entrar en el país, no tengan seguro médico o no puedan demostrar que tienen recursos para pagárselo.

El personal consular solo podrá otorgar visas a los inmigrantes que puedan probar que “no impondrán una carga sustancial” al sistema de salud de Estados Unidos.

La nueva medida, adelantada por The Wall Street Journal y que entrará en vigor el próximo 3 de noviembre permitiría la entrada en el país solo a aquellos migrantes “cubiertos por seguros médicos aprobados” o que tengan “los recursos financieros para pagar por los costos médicos razonablemente previsibles”.

En detalle
Exigencia.La medida se aplicará a los solicitantes de visas, aunque tengan familiares en Estados Unidos.

No los incluye.El requisito no se exigirá a hijos de ciudadanos estadounidenses, refugiados o solicitantes de asilo en ese país.

“Los inmigrantes legales tienen tres veces más posibilidades de carecer de seguro médico que los ciudadanos estadounidenses”, afirmó Donald Trump en ese anuncio presidencial.

El presidente dijo: “Si bien nuestro sistema de atención médica enfrenta los desafíos causados por la atención médica no pagada, el Gobierno está agravando el problema al admitir a miles de extranjeros que no han demostrado capacidad alguna para costear sus gastos médicos”.

No más cargas sociales

El pasado 12 de agosto, el Gobierno presentó un reglamento que permitirá rechazar permisos de residencia permanente en Estados Unidos a los inmigrantes legales que las autoridades consideren que se han convertido en una “carga pública” para el país.

534,000
visas fueron emitidas por Estados Unidos en los 12 meses hasta octubre de 2018.

Bajo esta nueva normativa, un inmigrante legal será definido como “carga pública” si recibe “uno o más beneficios públicos designados” durante más de 12 meses en un período de 36 meses. Estos beneficios públicos incluyen asistencia alimentaria, ayuda a la vivienda o programas que subsidian el elevado costo de los medicamentos.

“Los inmigrantes que ingresan a este país no deberían ser una carga para nuestro sistema de salud y, en consecuencia, para los contribuyentes estadounidenses”, concluyó.

Desde la Casa Blanca ha impulsado reformas de la legislación en materia migratoria, además de haber pedido a las autoridades que lleven a cabo deportaciones masivas de personas que se encontraban de manera ilegal en Estados Unidos.

La semana pasada, el Gobierno estadounidense anunció un plan para recortar de manera drástica la cuota de admisión de refugiados tras cerrar varios acuerdos migratorios con Centroamérica.

Trump pidió además a los secretarios de Estado, de Salud y Servicios Humanos, de Seguridad Nacional y los jefes de otras agencias apropiadas presentarle un “informe sobre la necesidad continua y cualquier ajuste que pueda justificarse a la suspensión y limitación de entrada” de extranjeros con visa de inmigrante al país.

No se aplica a:

1-Extranjeros que tengan una visa de inmigrante válida emitida antes de la fecha de vigencia de esta proclama.

2-Cualquiera que desee ingresar a EEUU de conformidad con una visa especial de inmigrante, ya sea en la clasificación SI o SQ, que también sea ciudadano de Afganistán o Iraq.

3-Cualquier extranjero que sea hijo de un ciudadano de EEUU o que desee ingresar con una visa IR-2, IR-3, IR-4, IH-3 o IH-4.

4-Cualquier extranjero que desee ingresar a Estados Unidos con una visa IR-5, siempre que el extranjero o el patrocinador del extranjero demuestren a satisfacción del funcionario consular que la atención médica del extranjero no impondrá una carga sustancial.

5-Cualquier extranjero que desee ingresar con una visa SB-1.

6-Cualquier extranjero menor de 18 años, a excepción de cualquier extranjero que acompañe a un padre que también esté emigrando a Estados Unidos.

7-Cualquier extranjero cuya entrada sería de interés nacional, según lo determine el Secretario de Estado o su designado.