Más noticias

José Valladares sobre el tema Jonathan Rubio: “A todos los entrenadores alguien se les queda”

El técnico hondureño, tres veces mundialista, se refirió al tema de Rubio, que ha provocado muchas críticas para su persona.

José Valladares se defiende de las críticas recibidas sobre el tema Jonathan Rubio.
José Valladares se defiende de las críticas recibidas sobre el tema Jonathan Rubio.

San Pedro Sula, Honduras.

La irrupción de Jonathan Rubio como nuevo valor de la Selección Nacional de Honduras ha dejado muy esperanzada a buena parte de la afición y también ha provocado una ola críticas a Carlos Tábora y José Valladares, entrenadores de Sub-20 y Sub-17 que no contaron en su momento con el jugador.

Para hablar sobre este tema contactamos a Valladares, ahora técnico del Gimnástico de la Liga de Ascenso. El tres veces mundialista habló sin tapujos sobre el tema.

“No sé que es lo que tengo que aclarar”, inició la conversación, pero luego de un par de preguntas nos dijo: “En el caso de Jonathan Rubio cuando lo vi jugar me lo recomendó (Néstor)Matamala. Él tenía 16 años, no jugaba con nadie, lo hacía en una academia y vino a Tegucigalpa en el mes de diciembre de 2012”.

Recuerda que para ese entonces, él ya tenía 13 meses de trabajo con sus muchachos y solo pudo observarlo un partido, “se le vieron cosas importantes, pero no tan extraordinarias para en ese momento ser mejor que (Albert) Elis, Brayan Velásquez o Rembrant Flores”.

Recordó que en ese grupo también estaba Isaac Borjas, Steven Ramos, Jorge Bodden, Deiby Flores, Devron García, entre otros. “Había que saber a quién teníamos que dejar afuera para darle la oportunidad a él si hubiese podido de venir a concentraciones”.

Es que otro detalle importante que nos cuenta Valladares es que en selecciones menores Fenafuth no tiene presupuesto para pagar boletos de avión de menores que se encuentran en el extranjero: “Cuántos no hay en Italia, España, Estados Unidos, que quieren venir a la Selección, pero no se les puede convocar porque la Fenafuth no tiene presupuesto”, explicó Joche.

Rubio gol0.8(800x600)
Jonathan Rubio celebrando el gol que le marcó a Chile.

En ese proceso solamente pudo observar en esa ocasión Jonathan Rubio. Y en ese momento pensó que tenía talento “pero de repente no estaba preparado para ser Sub-17”.

LO MALO

José Valladares se defiende de la crítica. Sostiene que hay otros grandes jugadores hondureños que no pasaron por un proceso menor: “Tyson Núñez, Maynor Figueroa y otros no fueron Sub-17 y estaban aquí”.

Además, tiene una interrogante, “¿por qué nadie me pregunta de dónde saqué a Denil Maldonado?”.

Con esto quiere dar a entender que sus críticos solo han enfocado en el punto malo: “Nadie dice que he estado en tres mundiales, en cuartos de final y octavos, pero alguien viene a tocar un tema de Jonathan Rubio, disculpeme pero creo que la gente debe tener más respeto”, sostiene.

Asegura que sus logros en otro persona fuesen más valorados. “Si me persona fuese un argentino o un exjugador extraordinario me anduvieran chineado, (tengo) tres mundiales... No sé, solo lo malo están viendo y ni malo porque él después de ese proceso no pudo ser Sub-17”.

DEJÓ FUERA A SU HIJO

Rubio y Rivas(800x600)
Rubio y Rigoberto Rivas brillaron contra Chile. Foto EFE

Valladares explica que es imposible no equivocarse. Recuerda casos como el de Carlos Pavón, Amado Guevara o David Suazo que fueron rechazados. “A todos los entrenadores alguien se les queda. Él gracias a Dios ha tenido la oportunidad de permanecer en el extranjero y que le hayan dado la oportunidad ¿por qué no hablar de lo bueno que le ha pasado a Rubio, no que vamos a enfermarle la cabeza a Rubio?”, se preguntó.

Había que preguntarle a Joche si él había recibido alguna indicación para no convocar a Rubio: “En ese Mundial (Emiratos Árabes) gracias a Dios llegamos a cuartos de final. Yo dejé a mi hijo fuera, un jugador que está en la Liga de Ascenso. En el fútbol yo no tengo preferencia por nadie. Es que aquí peleamos por todo. La gente vive los momentos. Estamos lleno de odio y solo vemos lo negativo”.

Terminó la conversación con una frase tajante y contundente: “No me dejo influenciar por nadie, gracias a Dios”.