Más noticias

Banda de robo de carburantes opera en interior de Hondutel

Según dirigentes del Sitratel, hay empleados que ingresaron a pie, y ahora no pueden justificar la compra de sus lujosos carros. El latrocinio es investigado por la Fiscalía.

Hondutel tuvo que cambiar la gasolinera adonde se abastecen los automotores que cubren operaciones en la capital y otras comunidades. Fotos: Andro Rodríguez
Hondutel tuvo que cambiar la gasolinera adonde se abastecen los automotores que cubren operaciones en la capital y otras comunidades. Fotos: Andro Rodríguez

Tegucigalpa, Honduras.

Los ataques a la frágil economía de la Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) no paran. Esta vez se trata del descarado robo de combustibles por parte de una red de empleados que podría alcanzar los 3.5 millones de lempiras.

La denuncia la hizo el presidente de la seccional de Francisco Morazán del Sindicato de Trabajadores (Sitratel), Óscar Córdova Guevara.

“Solo en unos dos meses van más de 3.5 millones de lempiras”, precisó Córdova, quien pidió que los responsables que resulten de la investigación sean castigados por su nula solidaridad con la empresa.

Como resultado de esas y otras fechorías, entre ellas la alteración de precios en la compra de repuestos, “hay gente que entró a pie y ahora anda en carros, cuyos precios no pueden justificar”, cuestionó Guevara.

LEA: Gasolinas súper y regular registrarán fuerte incremento este lunes

El gerente de Hondutel, Melvin Maldonado, confirmó que existe esa banda de ladrones de combustibles, pero no se atrevió a denunciar el cálculo el monto, esto debido a que hay una investigación que no ha concluido.

Robo en varias modalidades. Maldonado reveló que el robo de carburantes ha ocurrido en varias modalidades, entre las que destacan órdenes de compra emitidas legítimamente que terminaron en poder de particulares. En otros casos, detalló el funcionario, se descubrieron órdenes de combustibles falsificadas que fueron dispensadas en la gasolinera que tenía un contrato con Hondutel.

Esa gasolinera, según investigaciones de LA PRENSA, está en la zona de Toncontín, de la capital. Hondutel contrató un nuevo proveedor que queda en El Pedregal, también en Tegucigalpa. Maldonado también aseguró que el Ministerio Público está haciendo una investigación, para lo cual le entregaron copias de las órdenes que se utilizaron para cometer el fraude. El gerente dijo que a raíz del latrocinio se mejoraron los controles internos y se está siguiendo la persecución penal por parte de la Fiscalía.

“Lamentablemente, uno tiene que ser portador de las malas noticias en momentos que se está tratando de dar la cara para transformar la empresa”, expresó Maldonado.Con los nuevos controles, las órdenes de combustibles no pueden superar los siete galones al día.

El funcionario informó, asimismo, que están evaluando las condiciones físicas de la flota de vehículos para hacer un inventario a nivel nacional y deducir responsabilidades.

Maldonado reveló que las primeras investigaciones confirman el robo de llantas, baterías y otras refacciones de la flota activa e inactiva. En las indagaciones también se han encontrado casos que indican la revaloración de repuestos y cuya información también está en poder de Sitratel que admite que malos empleados se han prestado para cometer fraude contra la institución.

Maldonado manifestó que en 2008 se compró la última flota de vehículos y por la antigüedad muchos están en abandono.