Más noticias

Más de L55 mil millones tienen hundida a la Enee

El Gobierno anunció un plan de rescate financiero que aún no se materializa Se desconocen los avances de la renegociación de contratos con EEH y los generadores

La  Enee pretende bajar las pérdidas técnicas y hurto en 17 puntos en siete años.
La Enee pretende bajar las pérdidas técnicas y hurto en 17 puntos en siete años.

Tegucigalpa, Honduras

La estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (Enee) es un cuerpo enfermo, que está agonizando por una pesada deuda que alcanza los 55 mil millones de lempiras y por eso sus máximas autoridades están conscientes que es necesaria una metamorfosis para rescatarla del cáncer financiero que la mantiene operando con baja energía.

80%
de la energía que vende la Enee a sus abonados a nivel nacional, es generada por operadores privados, a los que le compran hasta 4.50 lempiras el kilovatios hora

Esa escandalosa deuda representa el 21% del presupuesto general de ingresos y egresos de Honduras para el 2019 que asciende a 261,678 millones de lempiras y alrededor del 10% del Producto Interno Bruto (PIB), calculado para este año en alrededor de 547 mil millones de lempiras.

La Enee es la institución que más aporta al déficit fiscal del Gobierno desde hace varios años y es el principal dolor de cabeza siempre que se negocia un nuevo acuerdo financiero con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Sus conductores saben que aunque se han ejecutado medidas para salvarla, hacen falta muchas acciones, de las cuales, unas están en estudio y otras en proceso de aplicación desde hace mucho tiempo.

De los ingresos anuales, la Enee destina el 90% de sus ingresos para pagar a proveedores de energía privada, y el remanente de 10% no es suficiente para garantizar una utilidad.

Efectos de la Enee(800x600)

No tiene utilidades

Al no tener utilidades, la Enee ha caído en los últimos años en la mala práctica de seguir endeudándose para cumplir con sus responsabilidades financieras.

4,000
millones de lempiras adeuda actualmente la estatal eléctrica a los diferentes generadores de energía privados, según sus autoridades

La empresa busca liberarse de la crisis financiera para pasar de un sistema vertical de operaciones a un esquema de liberación de mercado, interpretado por algunos sectores como privatización, como lo indica la Ley de Industria Energética, a fin de que haya alta competencia y los demandantes compren el servicio a quien les ofrezca mejores precios.

El coordinador del Gabinete Económico, Marlon Tábora, aseguró a LA PRENSA que por ahora no tiene en sus manos acciones concretas para rescatar a la empresa más valiosa del Estado, la que está dispersa en todo el territorio nacional, excepto en Islas de la Bahía y Gracias a Dios.

“Ahora no estoy hablando de acciones específicas. Estoy recopilando toda la información correspondiente, cuando ya tenga el plan estructurado con muchísimo gusto lo comparto”, dijo el alto funcionario en un corto intercambio de mensajes por WhatsApp con LA PRENSA.

Tábora, quien también se desempeña como embajador de Honduras en Washington, al preguntarle cuál es su visión para salvar a la empresa, respondió: “la que ya he comunicado desde muchísimo tiempo atrás; si se tienen que revisar (contratos de suministro de energía) se van a revisar, pero de mutuo acuerdo y en estricto respeto al Estado de derecho, porque no soy de los funcionarios que irrespetan la ley”.

2023
es la fecha en la cual la Enee debe estar operando con números negros, según la proyección del departamento de finanzas de la institución gubernamental

Adelantó que el rescate de la empresa demanda de un proceso, que tomará tiempo porque actuarán con responsabilidad, para que los resultados sean sólidos. Tábora explicó que la solución para fortalecer a la Enee descansa en abordar el tema de una manera integral y no verlo desde una negociación con los generadores de energía.

El problema, manifestó, “no solo es la Enee, es toda la parte macroeconómica del país y en su momento hablaré con precisión y a todos por igual”.

Contratos leoninos

Por su parte, el asesor de la gerencia general de la Enee, Fidel Torres, reconoce que una de las causas que tiene moribunda a la empresa son varios contratos de energía que se otorgaron a un costo de 18 centavos de dólar el kilovatio, que son valores no competitivos. Estos contratos fueron con empresas de generación renovable.

A varias de estas empresas se les paga una base de 15 centavos de dólares más otros tres centavos en concepto de incentivo de generación de energía renovable por todo el tiempo que dure el contrato.

Sépalo
Anteriores administraciones, por diversas razones, hundieron a la Enee con compras a precios que están fuera del mercado regional

Torres manifestó que ante ese desolador panorama, una de las armas que busca la empresa es lo que denominan reperfilamiento de esa deuda, en el sentido de diferirla a plazos de hasta 20 años, porque es la única manera de que sea sostenible.

Para ese fin, explicó Torres, es urgente renegociar los contratos de generación renovable y que la Empresa de Energía Honduras (EEH) reduzca las pérdidas de acuerdo a lo establecido.

En ese proyecto de reperfilamiento, agregó Torres, se buscará que el Estado se haga cargo de manera directa de la pesada deuda y libere totalmente a la empresa de energía. Eso le permitiría a la Enee, añadió, comenzar a trabajar de cero, sustentados en el artículo 29 de la Ley de Industria Eléctrica que manda dividir las operaciones de la Enee, para que su funcionamiento deje de ser vertical. El funcionario añadió que mientras no se corrijan los indicadores financieros de la institución, es prácticamente imposible avanzar a ese proceso de liberalización de mercado energético hondureño.

zc enee 090219(800x600)
El alto endeudamiento de la Enee apenas le permite amortizar intereses

Plan inconclus

El Gobierno propuso recientemente un plan de rescate que incluye, entre otros puntos, la reforma del sector energético, la revisión de los contratos con los generadores privados y la Empresa Energía Honduras (EEH), la recuperación y refinanciamiento de la deuda, la reducción de pérdidas técnicas y no técnicas, mejorar la calidad del servicio e implementar un plan de eficiencia energética. Sin embargo, las autoridades no han proporcionado un informe de los avances en estos puntos, especialmente en lo que tiene que ver con la renegociación de los contratos con EEH y los generadores privados.

Rescate debe comenzar con renegociación de contratos

El presidente del Sindicato de Trabajadores de la Enee (Stenee), Miguel Aguilar, dijo que el rescate de la estatal eléctrica debe comenzar con la renegociación de los contratos leoninos que representan una carga financiera muy pesada para la institución.

Aguilar detalló que es imposible que la empresa opere de forma sana si sigue pagando contratos de energía a un costo superior a los cuatro lempiras por cada kilovatio.

El dirigente sindical añadió que confían plenamente en la capacidad del coordinador del Gabinete Económico, Marlon Tábora, por su capacidad de gestión y sus contactos con los Organismos Financieros Internacionales (OFIS).

El Stenee tiene una participación accionaria en la sociedad EEH.