Más noticias

Para este año, en 5% sube techo de cotización para afiliados al Seguro

El Cohep informó ayer de los ajustes en un comunicado a las empresas y clase trabajadora.

Derechohabientes aguardan ser atendidos en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en Tegucigalpa.
Derechohabientes aguardan ser atendidos en el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) en Tegucigalpa.

San Pedro Sula, Honduras

Como parte de los incrementos graduales establecidos en la Ley Marco, para este año el salario techo de contribución en los regímenes del sistema de proyección social sube 5%.

En nota de prensa, el Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) informó ayer a las empresas y clase trabajadora de los ajustes a las aportaciones al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y al Régimen de Aportaciones Privadas (RAP).

Con el incremento de 5%, el techo fijado para el Régimen del Seguro Social (Invalidez, Vejez y Muerte) pasó desde el primero de enero de 2019 de 8,882.30 a 9,326.42, lo que significa un aumento de L444.12.

Para el Régimen de Atención en Salud, el techo de cotización que en 2018 era de 8,508.54, para este año es de 8,933.97 lempiras, que significan L425.43 adicionales.

Para el RAP, la contribución pasó de 8,883.30 a 9,326.42 lempiras, con un aporte equivalente al 1.5% al empleador y 1.5% al trabajador.

La aportación patronal al seguro de cobertura laboral es equivalente al 2.64% del salario mensual del trabajador, hasta un techo máximo de tres salarios mínimos que debe ser actualizado por la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social con base en la variación interanual en el índice de precios al consumidor del año pasado.

Desde 2018, las empresas con diez o menos trabajadores empezaron a cotizar al IHSS y RAP. El techo máximo de cotización para el Régimen de Seguro de Atención a la Salud es de L8,933.97 y en el Régimen de Previsión Social es de 9,314.16 lempiras.

En el caso de las contribuciones que deben enterarse al RAP, serán sobre un excedente de 9,314.16 lempiras para la cuenta complementaria de capitalización individual del Régimen de Previsión Social.

“Se trata de empresas que generan mucho empleo, pero que también tienen limitantes financieras, por su propia naturaleza”, explicó Germán Leitzelar, integrante de junta interventora del IHSS.

El abogado opina que las aportaciones para la jubilación han sido “un dolor de cabeza”, porque no hay una cultura de previsión social como en otros países. “Entre más se cotiza, mejor pensión se obtiene. Por tanto, las pensiones son pírricas, cuando la cotización es pírrica y más cuando hay techos. Eso ha afectado a muchos”.