Más noticias

Falta de dinero y la violencia, mayores causas de deserción

Observatorio de la UPNFM revela que más de 68,000 estudiantes dejaron sus estudios en 2018 Prevén más de 88,000 alumnos para este año.

El estudio muestra que entre las principales causas de deserción se encuentran los bajos ingresos económicos, la violencia que azota el país y el desinterés por el estudio por parte de los estudiantes.
El estudio muestra que entre las principales causas de deserción se encuentran los bajos ingresos económicos, la violencia que azota el país y el desinterés por el estudio por parte de los estudiantes.

SAN PEDRO SULA.

El Observatorio Universitario de la Educación Nacional e Internacional (Oudeni) de la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán (UPNFM) reveló que el año pasado más de 68,000 estudiantes desertaron de los centros educativos en Honduras.

El estudio muestra que entre las principales causas de deserción se encuentran los bajos ingresos económicos, la violencia que azota el país y el desinterés por el estudio por parte de los estudiantes.

Rusbel Hernández, investigador y representante de la Oudeni, mencionó que prevén que las cifras para 2019 sobre deserción intraanual aumenten a unos 88,000 estudiantes desertados del sistema educativo nacional en los tres niveles.

Los departamentos que muestran más índices de abandono escolar por razones de violencia siguen siendo Atlántida, Cortés y Francisco Morazán, desde 2016, según el informe de la Secretaría de Educación.

547,000
menores entre 5 y 17 años no estudian, según las últimas encuestas del Instituto Nacional de Estadística (INE), y que de esa cifra se desglosa que más 347,000 menores ni estudian y ni trabajan.

Nosotros hemos tratado de proveer la información fresca a autoridades municipales para que a nivel de municipios generen nuevas oportunidades de conseguir que los padres envíen a sus hijos a los centro educativos”, dijo el investigador.

Para conseguirlo debe haber mayor corresponsabilidad de inversión por parte de las alcaldías y la Secretaría de Educación como estrategia para ayudar a los educandos y así mejorar la asistencia de los estudiantes a los centros de estudio, finalizó.

Testimonio. Para el estudiante de secundaria German Antonio Martínez Padilla, la situación económica fue la situación que lo motivó a desertar de su ciclo escolar este año, 2019, ya que tenía que trabajar para pagarse sus estudios. “Yo tengo que trabajar vendiendo y haciendo tamales para generar algunos ingresos y así poder darme estudio. Ese factor me limitó para continuar porque terminaba cansado y además que no pude cursar dos asignaturas porque las reprobé”, explicó German Martínez, exestudiante de séptimo grado del Instituto oficial José Trinidad Reyes (JTR).

La situación actual nos motiva a tomar decisiones porque la cosa no está fácil; pero aun así motivo a los jóvenes para que continúen porque no hay mejor cosa que estudiar y prepararse, dijo Martínez.

Programa. La Secretaría de Educación trabaja con aliados cooperantes para lograr la inserción educativa en los menores que han abandonado sus estudios para emigrar y son retornados de países como México y Estados Unidos.

El protocolo de atención para la inserción o reinserción consiste en realizar nueve pasos, entre los que están la recepción, la entrevista, llevar el historial, valoración de competencias, constancias, ubicación, dictamen, seguimiento e ingreso.

Heylin Barahona, representante de enlace de migración de la Dirección Departamental de Educación de Cortés, mencionó que este protocolo se está ejecutando con todos los directores de los centros educativos del país y que ya se están haciendo las debidas capacitaciones.