Más noticias

Muca y Marca no han pagado préstamos por fincas del Aguán

Secretaría de Finanzas solicitó análisis legal para que no se paguen L30 millones anualesa bancos porque no han cobrado deuda

Muca tiene que pagar L20 millones anuales y Marca unos L13 millones al año, esto solo por intereses. Sin embargo, desde 2017 esas cifras se elevarán drásticamente, pues ya deberán comenzar a cancelar tanto intereses como capital. LA PRENSA recorriÃÂ3 las fincas. Productores enlistan varios problemas que les han provocado caer en mora. Fotos: Wendell Escoto
Muca tiene que pagar L20 millones anuales y Marca unos L13 millones al año, esto solo por intereses. Sin embargo, desde 2017 esas cifras se elevarán drásticamente, pues ya deberán comenzar a cancelar tanto intereses como capital. LA PRENSA recorriÃÂ3 las fincas. Productores enlistan varios problemas que les han provocado caer en mora. Fotos: Wendell Escoto

Tegucigalpa, Honduras

La Secretaría de Finanzas pidió que se anule el contrato a bancos privados y públicos que reciben fondos por recuperación del préstamo de 646 millones de lempiras avalado por el Gobierno a favor del Movimiento Unificado del Aguán (Muca) y el Movimiento Auténtico Reivindicador del Aguán (Marca) para adquirir tierras en el Bajo Aguán, Colón, porque han sido incapaces de recuperar el crédito.

En rojo
El Gobierno le prestó al Muca y Marca L646 millones para la compra de 4,625 hectáreas que componen las ocho fincas aledañas al río Aguán en el Bajo Aguán.

El Gobierno sirve como garante del préstamo dado, según un convenio de 2012, a esos grupos campesinos con el objetivo de que compraran ocho fincas de palma africana en el Bajo Aguán a los empresarios Miguel Facussé y René Morales y poner fin a una sangrienta toma de 27 fincas.

El conflicto dejó 120 muertos, entre campesinos y guardias de seguridad.

El dinero fue desembolsado por el Banco Hondureño de la Producción y la Vivienda (Banhprovi) y establecía que el Muca y Marca, que agrupan a varias empresas asociativas campesinas, tendrían tres años de gracia y en 2016 comenzarían a pagar.

El préstamo tiene un interés del 6% y un plazo de 15 años para cancelarlo.

No obstante, Muca y Marca no han honrado ni capital ni intereses y ha sido la Secretaría de Finanzas la que ha cancelado 202 millones de lempiras para pagar la deuda, en vista de que el Gobierno es el aval.

LA PRENSA tuvo acceso al oficio DGCP-291/218 firmado el 24 de agosto de 2018 por el subsecretario de Crédito Público Tomás Antonio Cálix, y dirigido a la presidenta de Banhprovi, Mayra Falck, en la que le expone su preocupación por el retraso en la recuperación de los recursos.

Aval
Legalmente, el Muca y Marca no están en mora porque su aval, el Gobierno, ha pagado el capital e intereses que les correspondía en 2016 y 2017.

En la misiva se indica que Finanzas ha pagado, entre capital e intereses, 202 millones de lempiras por la deuda de los movimientos campesinos y que cuatro bancos privados cobran anualmente L24 millones y Banhprovi seis millones de lempiras por percibir el empréstito.

“Con base en lo anterior, solicitamos se revise si procede legalmente la rescisión de los contratos de intermediación con los bancos participantes con el objeto de no seguir erogando costos financieros para el Estado de Honduras”, indica la nota.

El Muca y Marca alegan que no pueden pagar el crédito porque el precio del aceite de palma africana ha caído estrepitosamente.

af bajoaguan 030918(800x600)
El oficio DGCP-291/298 de la Secretaría de Finanzas enviado a Banhprovi en el que se pide analizar la anulación de los contratos con bancos para la recuperación de la deuda del Muca y el Marca.

Rafael Alegría: “Gobierno no quiere renegociar contrato

El coordinador de Vía Campesina, Rafael Alegría, cuestionó que el Gobierno tenga poca voluntad en readecuar la deuda del Muca y Marca, pese a que ambas partes llevan mucho tiempo negociando.

“Lo que quieren los campesinos es readecuación de la deuda, nuevas condiciones, porque hace mucho tiempo que están sentados y supuestamente dialogando y no hay acuerdo, eso depende del Gobierno”, expresó.

Hay varios estudios que determinan que no hay forma de que los campesinos logren pagar la deuda si no se hace un nuevo contrato, pues no tienen recursos porque los ingresos por exportación de aceite de palma africana son bajos”, aseguró Alegría.

“Cuando se hizo el convenio, el precio internacional del aceite de palma era bueno y eso se vio reduciendo al grado que ahora hay dificultades, son varios los elementos”, agregó.

Asimismo, Alegría recordó que hay una iniciativa de ley en el Congreso orientada a que el Poder Ejecutivo renegocie el contrato con esas dos organizaciones campesinas.