Seguridad en la Unah-vs es minimizada por la zozobra

La comunidad universitaria considera que el ingreso de alumnos debe ser electrónico.

Un 70% de la Unah-vs ya está iluminada, pero todavía hay puntos importantes por cubrir.
Un 70% de la Unah-vs ya está iluminada, pero todavía hay puntos importantes por cubrir.

San Pedro Sula, Honduras.

Eran las 6:10 pm del martes 24 de abril cuando los últimos rayos del sol que iluminaban la Ciudad de los Zorzales comenzaban a ocultarse y la zozobra comenzó a invadir a los jóvenes que acuden a la jornada nocturna de la Unah-vs.

Ese sentimiento colectivo es provocado por la violación de una alumna y varios atracos a mano armada que ya están en investigación por el Ministerio Público (MP). Los frecuentes asaltos y robo de vehículos también han encendido las alarmas entre la comunidad universitaria.

La tarde noche del martes, en las rutas que conducen a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras en el Valle de Sula (Unah-vs), el tráfico avanzaba lento y las filas se volvían interminables. El motivo: la verificación por la seguridad del campus de la portación del carnet estudiantil y la forma 003 a los alumnos que ingresaban, lo cual provocaba que los carros que circularan en ese horario por la zona marcharan a vuelta de rueda.

Marcaban las 6:30 pm y el vehículo en que nos transportábamos por fin llegó al centro. En ese momento un vigilante solicitaba a una estudiante que ingresaba en su automóvil mostrar su identificación, enseñó rápidamente su carnet y siguió su camino perdiéndose de inmediato entre un gran número de carros que a esa hora entran a la institución.

Los pasillos fueron alumbrados.

Después de ese lunes 16 de abril, en que se presume una estudiante de primer ingreso fue abusada sexualmente en uno de los baños de la universidad, en los pasillos grupos de estudiantes murmuran sobre el temor que sienten que ese u otro hecho violento se repita. A las 7:00 pm, caminar por algunos pasillos produce escalofríos por carecer de iluminación. Las mujeres temen ir solas al baño.

Cerca de las 7:40 pm, dos alumnas caminaban por la parte oeste del edificio cinco, el cual tiene unas siete lámparas en mal estado y cuenta con poca vigilancia.

“Esperan a que pasen las cosas para tomar medidas y la verdad que aún así uno tiene miedo. Es verdad que piden identificación, pero ni corroboran si la foto coincide con la persona que la muestra”, expresó Melissa Sánchez, pasante de la carrera de Ingeniería Civil.

Cerca de las 8:20 pm los estacionamientos, que también carecen de alumbrado, comenzaron a quedar vacíos, pues la última hora de clases llegaba a su fin. En ese instante tres guardias hacen un patrullaje en áreas con poca iluminación.

La jornada escolar culmina a las 8:50 pm con la salida de los últimos universitarios, quienes caminan con la incertidumbre de que algún malhechor salga a su encuentro aprovechando la hora.

Guardias solicitan identificación a una estudiante. Fotos: Amílcar Izaguirre.

Instalaciones

Carlos Olguín, jefe de Servicios Generales de la Unah-vs, detalló que están reemplazando más de 60 lámparas y hay una cantidad en reparación.

“La otra semana se inicia con la instalación de las lámparas tipo Cobra que se utilizan para los estacionamientos. Son 30 de estas, más las que van a repararse”, adelantó Olguín. Las zonas que serán alumbradas durante esta semana son: entre el edificio cuatro y cinco, la zona de camino que conecta a las casetas ubicadas frente al edificio cinco y las veredas cercanas a la plaza Froylán Turcios que conducen al edificio uno y los anexos.

La Policía Nacional ya asignó dos patrullas para brindar seguridad en las afueras del recinto.

Km-Unah4(800x600)
Agentes de la Umep 5 patrullando en la Unah-vs.
La Prensa