TEMAS DESTACADOS

Conozca sobre la sinestesia

Es un fenómeno perceptual en el que un estímulo sensorial o cognitivo provoca más de una sensación de forma simultánea e inconsciente

Redacción

Las personas sinestésicas tienen variaciones en la percepción, que los hacen capaces de oler colores, sentir sabores, así como ver sonidos o escuchar sensaciones, por mencionar algunas combinaciones.

Gabriela Pérez-Acosta, académica de la Facultad de Música de la UNAM, explica que es un fenómeno perceptual en el que un estímulo sensorial o cognitivo provoca más de una sensación de forma simultánea e inconsciente.

“No es extraño que nosotros, de manera metafórica, hagamos correspondencias entre el oído y la vista o el olfato y el gusto, pero la sinestesia es involuntaria: es un fenómeno físico y biológico, en el que una persona no decide cómo percibir una cosa por estimulación de otra”.

Se desconoce que la provoca

Así, entre el 2 y 4 por ciento de la población mundial que se calcula tiene esta condición, según la Asociación de Sinestesia del Reino Unido, puede percibir su entorno de una forma distinta a la del grueso de la gente.Y aunque las principales modalidades se asocian a los cinco sentidos (vista, olfato, gusto, tacto y oído), se siguen descubriendo nuevas posibilidades, como la de atribuir un sonido a algún tipo de personalidad.

La especialista en cognición musical comenta que hasta la fecha no se sabe con certeza su origen, sin embargo, la postura más aceptada la considera inherente al ser humano y es denominada hiperconectividad global.

“Todos, cuando nacemos, somos sinestésicos, tenemos esta hiperconectividad en el cerebro, pero conforme tenemos experiencias con el entorno se van haciendo recortes en las conexiones neuronales para que el individuo sea más hábil en su ambiente”, dice. “Las personas que evitan esa ‘poda’ son las que conocemos como sinestésicas”.

Al respecto, la Universidad de Sussex, en Reino Unido, informa que dicha capacidad posee un aspecto genético, pues el 40% tiene al menos un familiar sinestésico. Mientras que la Universidad de Boston, en Estados Unidos, enfatiza que no debe considerarse una enfermedad.

De hecho, investigaciones científicas han mostrado sus efectos positivos en la memoria, creatividad e inteligencia.”Se especula que, probablemente, tienen más herramientas para recordar ciertos elementos”, complementa la docente de la UNAM. De forma adicional, estudios han señalado que gran parte de la población sinestésica se dedica al arte.

Por ejemplo, el pintor ruso Vasili Kandinsky asociaba al color amarillo limón con el tono alto de una trompeta y al barniz de grazna oscuro con una voz de soprano.