Muchas de las personas que han sufrido de coronavirus pierden el olfato y el gusto.
Muchas de las personas que han sufrido de coronavirus pierden el olfato y el gusto.

¿La covid-19 lo dejó sin olfato? Unas terapias pueden ayudar a recuperarlo

Las personas con una pérdida del olfato duradera tras recuperarse de la covid-19 deben acudir a un otorrinolaringólogo

The New York Times.

Tuvo covid-19 hace unos meses, pero todavía no puede oler esa primera taza de café humeante en la mañana. ¿Hay algo que pueda hacer para acelerar la recuperación de ese sentido vital? Los expertos afirman que sí, incluyendo la "fisioterapia" de la nariz.

"En la mayoría de los casos, la pérdida del olfato es temporal, pero puede tardar meses, o incluso años, en recuperarse", señaló la investigadora, la doctora Tran Locke, profesora asistente de otorrinolaringología-cirugía de cabeza y cuello del Colegio de Medicina Baylor, en Houston.

Las personas con una pérdida del olfato duradera tras recuperarse de la covid-19 deben acudir a un otorrinolaringólogo para descartar otras causas, según Locke y su colaborador, el doctor Sunthosh Sivam.

LEA: La música puede ser beneficiosa para el corazón

"Las alergias estacionales o la enfermedad inflamatoria de los senos paranasales también pueden afectar al olfato básico y a la capacidad de recuperarse de los efectos de una infección como la covid-19", apuntó Sivam, que también es profesor asistente de otorrinolaringología-cirugía de cabeza y cuello del Baylor.

"Primero, debemos minimizar cualquier problema inflamatorio", planteó Sivam en un comunicado de prensa de la universidad.

El reentrenamiento olfativo

Los pacientes con una pérdida del olfato debido a la covid-19 podrían recibir recetas de esteroides nasales o de lavados para reducir la inflamación. Si la pérdida del olfato persiste, el próximo paso es el reentrenamiento olfativo, que ambos expertos describen como fisioterapia para la nariz.

Los pacientes huelen suavemente aceites esenciales o hierbas con fragancias conocidas durante 20 segundos, mientras se concentran en sus recuerdos y experiencias asociados con esos olores. La rosa, el limón, el clavo y el eucalipto son de uso común, pero los pacientes pueden elegir sus propias fragancias. Los pacientes deben realizar dos sesiones al día durante cuatro a seis meses.

"Hay que tener paciencia. Mientras más entrena, mejor será el resultado", afirmó Locke. "Recomiendo a los pacientes que encuentren un lugar tranquilo donde no les vayan a molestar, para que puedan enfocar toda su atención en la práctica".

Sivam dijo que los pacientes deberían manejar sus expectativas antes de iniciar el régimen, porque quizá no recuperen el mismo nivel de olfato que tenían antes de infectarse con la COVID-19.

"Al oler una rosa, su caracterización quizá sea distinta que antes de sufrir la pérdida del olfato", aclaró Sivam. "Está volviendo a aprender a qué huele una rosa con su nuevo estatus olfativo. Hablo con mis pacientes sobre construir un nuevo vocabulario olfativo.

Como el olfato y el gusto están vinculados estrechamente, muchos pacientes que pierden su sentido del olfato tras recuperarse de la covid-19 también pierden su sentido del gusto, anotó Locke.

Es esencial hablar con el médico antes de probar cualquier método para restaurar el sentido del olfato, enfatizaron los médicos.

"Si no tiene olfato durante dos semanas, es importante que venga a revisarlo", dijo Locke. "Podría deberse a la COVID-19. Podría no estar relacionado. De cualquier forma, creo que hacer que el médico evalúe la afección es importante para evitar un autotratamiento que resulte en un retraso en el diagnóstico".

comentarios