Las personas con covid-19 grave deben buscar terapia.
Las personas con covid-19 grave deben buscar terapia.

Ocho de cada 10 pacientes con COVID-19 sufren síntomas neurológicos

Estudios encontraron que quienes han sufrido por covid-19 quedan con problemas neurológicos.

The New York Times.

Mientras el Presidente Donald Trump lucha contra el coronavirus, los investigadores revelan unos nuevos hallazgos preocupantes: en ocho de cada 10 pacientes hospitalizados con COVID-19 ocurren síntomas neurológicos.

Estos síntomas incluyen dolor muscular, dolores de cabeza, mareo, encefalopatía y "lagunas mentales".

"La encefalopatía, que se caracteriza por una alteración de la función mental que puede ser desde una confusión leve hasta un coma, es la manifestación neurológica más grave de la COVID-19", señaló el coautor del estudio, el Dr. Igor Koralnik, supervisor de la Clínica de Neuro COVID-19 del Hospital Conmemorativo del Noroeste, en Chicago.



No se sabe si Trump sufre de alguno de estos problemas neurológicos. Fue admitido al Centro Médico Militar Nacional Walter Reed en Bethesda, Maryland, para el tratamiento de la COVID-19. Por otro lado, la Primera Dama Melania Trump y varios funcionarios séniores de EE. UU. también han tenido resultados positivos del nuevo coronavirus.

Hallazgos preocupantes

En este nuevo estudio, los investigadores analizaron los expedientes de más de 500 pacientes hospitalizados con COVID-19 en el sistema de salud de Northwestern Medicine, con sede en Chicago.

Los investigadores identificaron síntomas neurológicos en un 42 por ciento de los pacientes cuando sus síntomas de COVID-19 surgieron, en un 63 por ciento de los pacientes cuando fueron hospitalizados, y en un 82 por ciento de los pacientes en cualquier momento durante la evolución de la COVID-19.

Muchos pacientes reportaron dolor muscular (un 45 por ciento) y dolores de cabeza (un 38 por ciento). Se observaron encefalopatías y mareos en casi un tercio de los pacientes. El estudio también encontró que un 16 por ciento tuvieron trastornos del gusto, y un 11 por ciento trastornos del olfato.

Tras el alta del hospital, apenas un 32 por ciento de los pacientes con encefalopatía podían atender sus asuntos propios, en comparación con un 89 por ciento de los que no desarrollaron encefalopatía, mostraron los hallazgos.

Además, la tasa de mortalidad de los pacientes con encefalopatía fue mucho más alta (de más o menos un 22 por ciento) que entre los que no tenían encefalopatía (de un 3 por ciento), según el estudio.

"Ahora queremos caracterizar los efectos neurológicos a largo plazo de la COVID-19, y los resultados cognitivos de los pacientes con encefalopatía asociada con la COVID-19", comentó Koralnik en un comunicado de prensa del hospital. Koralnik es jefe de enfermedades neuroinfecciosas y de neurología global de Northwestern Medicine.

"Lo estamos estudiando en los pacientes que son dados de alta del hospital, además de en los pacientes con una COVID-19 'prolongada', que nunca han sido hospitalizados pero que sufren de una variedad similar de problemas neurológicos, entre ellos las lagunas mentales", añadió.

El informe se publicó en la edición del 5 de octubre de la revista Annals of Clinical and Translational Neurology. Los hallazgos ayudarán a conformar la atención a largo plazo de las personas que sufran complicaciones neurológicas de la COVID-19, aseguró Koralnik.

"Los pacientes y los profesionales clínicos deben ser conscientes de la alta frecuencia de manifestaciones neurológicas en la COVID-19, y de la gravedad de la alteración de la función mental asociada con esta enfermedad", anotó.

comentarios