La felicidad no da el dinero, pero si regala mucha salud a su organismo. Sonría, sea feliz y disfrute con quienes quiere.
La felicidad no da el dinero, pero si regala mucha salud a su organismo. Sonría, sea feliz y disfrute con quienes quiere.

Ocho claves para ser feliz y mentalmente saludable

Un cuerpo sano genera una mente sana. Dormir lo suficiente, hacer ejercicios y sonreír son todas las acciones que mejoran su estado de ánimo

San Pedro Sula, Honduras.

Las personas felices o que se sienten bien consigo mismas tienden a cuidarse más y a llevar comportamientos o estilos de vida saludables, como hacer ejercicio, comer bien o dormir las horas necesarias.

Existen estudios que evidencian que las personas con más afectos positivos o que se ríen más muestran una mejor actividad neuroendocrina, inflamatoria y cardiovascular, e incluso tienen un buen sistema inmunológico.

LA RISA
Ejercita los músculos de la cara y produce efecto tonificante. Cuando nos reímos movemos 400 músculos.

Ser feliz es una necesidad básica en el ser humano y que al no experimentarla da lugar a estar más vulnerable o susceptible a desarrollar enfermedades mentales y físicas. No podemos deducir que una persona tiene un óptimo estado de salud basados solo en la ausencia de enfermedad física, cuando su estado emocional o mental esté alterado, distorsionado o deteriorado”, dice Elena Triminio, de la región mental de la Región Sanitaria de Cortés.



Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”. Este sábado 20 de junio se conmemora el Yellow Day o el Día más Feliz del Año.

Decida ser feliz

Estudios de la facultad de Salud Pública de universidad de Harvard y otros investigadores hallaron una relación entre los atributos psicológicos positivos, como la felicidad, el optimismo y la satisfacción con la vida, y un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Además: Sea responsable, practique las medidas de bioseguridad

Las personas que tienen una mentalidad optimista pueden ser más propensas a involucrarse en conductas saludables porque las perciben como algo útil para lograr sus objetivos, dice Laura Kubzansky, profesora de Ciencias Sociales y Conductuales.

En este estudio, una presión arterial normal, un peso corporal adecuado y perfiles de lípidos en la sangre más saludables también se asociaron con una mayor sensación de bienestar. Aunque no hay pruebas aún concluyentes, los investigadores también asocian un vínculo directo entre el bienestar psicológico y envejecimiento o salud a nivel celular.

Los expertos consideran que más nos puede ayudar a alcanzar la ansiada felicidad y de rebote la salud “aprender a disfrutar de nuestro trabajo, ser más agradecidos y tener relaciones positivas”.

Elena Triminio expresa: “Aunque el binomio felicidad-salud sigue siendo objeto de estudio, cada uno de nosotros hemos experimentado episodios de crisis que nos han provocado emociones negativas, pero en comparación con el resto de días en los cuales hemos estado contentos, satisfechos y plenos notaremos la diferencia no solo en nuestro estado de ánimo, sino también en nuestra salud física”. Las personas alegres y positivas generan buen ambiente y contagian el buen humor y el optimismo.

Asimismo, según los expertos, ayudan a mejorar las relaciones interpersonales, facilitan las situaciones incómodas, eliminan bloqueos emocionales y ayudan a desdramatizar situaciones negativas.

Las personas alegres y positivas crean mayor atracción que las negativas, y entonces recuerde que uno es quien decide ser feliz.

Ponga en práctica estas recomendaciones


1. Cuente sus bendiciones. Recuerde las cosas buenas que tiene en la vida.

2. Realice actos de bondad. La bondad y la amabilidad realmente nos hacen felices.

3. Sea agradecido. Dé las gracias a la gente que lo ayuda.

4. Dedique tiempo. Aparte tiempo de calidad para su familia y amigos, que sientan que son parte de su vida.

5. Aprenda a perdonar. Perdone a la gente que lo hizo sufrir. Si no lo hace, es usted quien seguirá sufriendo al permitir rencor en su corazón.

6. Cuide su salud y su cuerpo. Un cuerpo sano genera una mente sana. Dormir lo suficiente, hacer ejercicios y sonreír son todas las acciones que pueden mejorar su ánimo.

7. Note las cosas buenas a medida suceden. Piense en los buenos momentos del día.

8. Practique tener pensamientos positivos. Aprenda a controlar sus pensamientos y no que los pensamientos lo controlen a usted.

comentarios