Los ruidos altos pueden dañarle sus oídos, tenga cuidado.
Los ruidos altos pueden dañarle sus oídos, tenga cuidado.

El abuso de antibióticos y hasta una gripe mal tratada pueden dejarlo sordo

La mala higiene, ruidos altos y el envejecimiento pueden dejarlo con problemas de sordera.

San Pedro Sula, Honduras.

¿Ha observado a personas limpiarse los oídos con la punta de un lápiz, un clavo, un fósforo y hasta llaves? ¡Cuidado! el oído es uno de los cinco sentidos más sensibles y las consecuencias las sufrirá con los años.

El oído juega un papel importantísimo en nuestro día a día, ya que controla el sentido de la escucha, fundamental para la comunicación de las personas, las relaciones y el aprendizaje, por ello es de vital importancia tratarlos como merecen.

EXPERTO
Audiometrista
Diógenes Chávez
je-diogenes chavez-070520(600x300)

Es necesario que toda persona que llega a los 50 años se realice una examen de oídos para saber cómo están y evitar problemas a futuro.

Además de una mala higiene, hay factores de riesgo como el envejecimiento, los ruidos fuertes, el factor hereditario y hasta una gripe mal tratada que pueden provocar la pérdida de audición o sordera.


Efectos

Aunque los problemas en la salud auditiva comienzan a partir de los 40 años, es necesario cuidarlos desde temprana edad y evitar exponerlos a sonidos exorbitantes, pues lo recomendable es no excederse de 80 decibeles.



“Las consecuencias se ven después, aquí vienen señores ya solo con un 20% de audición y creen que ya no hay solución a su problema, pero sí la hay, de aquí salen con prótesis auditivas y escuchando hasta en un 90%; pero lo ideal es cuidarse desde antes”, expresa el audiometrista Diógenes Chávez.

Las personas que padecen de sordera, sobre todo los adultos mayores, se vuelven irritables y se enojan por todo, el problema de raíz es que no escuchan bien y, como no logran establecer una buena comunicación con los demás, se enojan.

“He escuchado por parte de los hijos que es triste gritarles porque los demás creen que los están maltratando.

La solución para ellos es una prótesis, según su necesidad, debe ser personalizada”, expresa el experto, tras comentar que hasta personas de más de 90 años tienen esperanzas de recuperar su audición. Las personas que padecen de diabetes e hipertensión están expuestos a sufrir pérdida de audición, por eso es necesario que quienes tienen esta condición mantengan sus niveles normales.

“Una persona que tiene los niveles altos no puede ser candidato a una prótesis, debe tener controlada su enfermedad. Este tipo de aparatos son hechos a la medida y necesidad de cada paciente”, manifestó.

El impacto de medicamentos

Y es que los oídos son tan sensibles que hasta el abuso de algunos antibióticos, como Amikacina, Kanamicina, Estreptomicina, y antiinflamatorios, como el exceso de ibuprofeno y Naproxeno, puede provocar disminución o pérdida de la audición.

También una fiebre muy alta y una meningitis dañan el sentido del oído.

Lo que daña el oído

El cerumen
La acumulación grande de cerumen puede bloquear el canal auditivo y evitar la conducción de las ondas sonoras. La eliminación del cerumen ayuda a restaurar la audición.

Infecciones
Los bultos anormales, tumores en los huesos o las infecciones, cualquiera de estos factores provoca pérdida de la audición en el oído medio o externo. Los nadadores son los más expuestos a infecciones.

Tímpano roto
Los ruidos muy fuertes (por ejemplo, estallidos), los cambios repentinos en la presión arterial o un objeto con punta que se mete en el oído pueden causar que el tímpano se rompa y afecte la audición.

Cómo cuidarlos


- Los hisopos nunca deben usarse porque dejan fibras sintéticas y en su momento provocan infecciones.

- Hágalo solo con un clínex, pañuelo o con las manos bien lavadas, usted se puede sacudir el oído con el dedo.

- Las personas que tienen problemas porque no producen cerumen es necesario que utilicen gotas especiales.

comentarios