Miller Lite alimentará a 60,000 damnificados en albergues de la zona norte

Esta actividad es apoyada también por Disol, la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés y patrocinadores. Los platos se preparan con el apoyo de voluntarios en las instalaciones de Expocentro.

A través de la actividad “Asando Por Nuestra Gente” se planea llevar por 30 días más de 2,000 platos diarios a los afectados por las tormentas tropicales Eta y Iota.
A través de la actividad “Asando Por Nuestra Gente” se planea llevar por 30 días más de 2,000 platos diarios a los afectados por las tormentas tropicales Eta y Iota. /

San Pedro Sula, Honduras.

Miller Lite, marca de la compañía cervecera Molson Coors Beverage Company, conjuntamente con Disol y en alianza con la Cámara de Comercio e industrias de Cortés (CCIC) y patrocinadores dan inicio a la actividad “Asando Por Nuestra Gente” que planea llevar por 30 días más de 2,000 platos diarios a los afectados por las tormentas tropicales Eta y Iota.

Miller Lite destina los esfuerzos de su campaña vigente y los pone al servicio del pueblo hondureño junto a un grupo de marcas que se han sumado, haciendo realidad esta causa, con el objetivo principal de ayudar a los afectados.

web Miller 2(800x600)
Asadores voluntarios que fueron convocados en las redes sociales, se irán sumando a la campaña para participar en la jornada solidaria.

También se hizo un llamado a asadores voluntarios a través de una campaña masiva en redes sociales, los cuales serán convocados en el transcurso de la actividad para irse sumando y participar en la jornada solidaria.

Los platos se preparan en las instalaciones de Expocentro, plantel que fue ofrecido por la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés, el cual está equipado con todas las medidas de seguridad para ofrecer una experiencia controlada para los voluntarios que asistan con tranquilidad.

web Miller 3(800x600)
Los platos se entregarán a más de 60,000 personas en albergues de toda la zona norte del país.

Lo insumos como parrillas, carnes, condimentos y otros implementos necesarios son entregadas por los organizadores, así los voluntarios no tienen que aportar nada más que su tiempo y talento parrillero.

Se espera que para el final de la obra se hayan alimentado alrededor de 60,000 personas en albergues de toda la zona norte.

La Prensa