Más noticias

Coca-Cola invita a los hondureños a que “Vivamos más retornable”

Para disfrutar del sabor de Coca-Cola y contribuir con el medio ambiente, los hondureños pueden elegir las presentaciones de vidrio de 6,5 oz, 12 oz, 500 mL y 1.25 L.

Coca-Cola promueve la retornabilidad y el reciclaje de sus botellas.
Coca-Cola promueve la retornabilidad y el reciclaje de sus botellas.

San Pedro Sula, Honduras.

Coca-Cola, la bebida refrescante más vendida en la historia, promueve la retornabilidad y el reciclaje de sus botellas, con el fin de crear “Un Mundo sin Residuos”.

La retornabilidad consiste en seleccionar las botellas de vidrio retornables en buen estado, que luego se lavan a altas temperaturas y se revisan minuciosamente para ser rellenadas con bebidas y llevadas hasta los puntos de venta para ser disfrutadas por los consumidores.

Después, las personas vuelven a la tienda con su envase vacío y se llevan uno lleno. Y así, es recogido por los camiones de Coca Cola y llevado de nuevo a la planta embotelladora, a donde vuelve a iniciar el ciclo.

En Honduras, los consumidores pueden elegir las presentaciones de vidrio de 6,5 oz, 12 oz, 500 mL y 1.25 L, con las que, además de disfrutar de su sabor, también estarán contribuyendo con el medio ambiente.

¿Por qué es tan importante el uso de botellas retornables? Su uso es muy valioso porque trae muchos beneficios para el planeta. Las botellas de vidrio retornable pueden dar hasta 50 vueltas, lo que permite un menor uso de materia prima, menos producción de botellas y menos generación de residuos.

Los envases pueden reutilizarse muchas veces; no obstante, al exponerse al uso y reuso se van desgastando. Una vez se cumple su vida útil, las botellas retornables se retiran del mercado, lo que dependerá de si cuenta con rasguños que aparecen en las botellas por su uso constante.

Cuando esto ocurre, son retirados del mercado y separados en las plantas de distribución de los embotelladores de Coca-Cola.

De esta manera, terminan su ciclo en la industria de las bebidas, pero comienza uno nuevo, al ser reciclados por otras empresas para fabricar otros envases u otros productos, esto es crear una economía circular para seguir dándole nuevos usos a lo que antes fueron envases.

Uno de los objetivos de la Compañía Coca-Cola es aumentar el uso de resinas provenientes de otras botellas en todos sus envases.

Esto es parte del esfuerzo de Coca-Cola y su visión de “Un Mundo sin Residuos”, que busca recolectar el equivalente al 100% de sus empaques y reciclar una botella o lata por cada una de las que vendan para el año 2030.