Más noticias

En 20 minutos, empresas se certifican para obtener beneficios

Mi Empresa en Línea agiliza los trámites para los emprendedores.

La Anmpih ofrece de forma constante talleres para las personas que buscan emprender en negocios como repostería, calzado, confección y otros.
La Anmpih ofrece de forma constante talleres para las personas que buscan emprender en negocios como repostería, calzado, confección y otros.

San Pedro Sula.

En cuestión de 20 minutos, los usuarios pueden registrarse a través de Mi Empresa en Línea para obtener el certificado que los hace beneficiarios de la ley de apoyo a la micro y pequeña empresa.Con esta plataforma, las empresas tienen un espacio de doce meses para formalizarse en cualquier Registro Público de Comercio y Cámara de Comercio e Industria, sin importar su capital fundacional.

“Es importante leer y asesorarse un poco sobre los beneficios de esta nueva ley, que le permite a cualquier empresario crear su negocio y aplicar a los incentivos al solo entrar a la página Mi Empresa en Línea”, dijo Arles Mejía, gerente de Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio e Industria de Tegucigalpa (CCIT).

El certificado obtenido desde el portal web es emitido por la Secretaría de Desarrollo Económico (SDE) por medio de la Dirección de Fomento de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Difomipyme).

Con la información que la persona consigne en la solicitud, Desarrollo Económico emitirá el certificado en un plazo máximo de cinco días a partir de presentar la gestión.
Para ser beneficiario, las empresas deben formalizarse por los siguientes doce meses a partir del 28 de noviembre.

En ese plazo deberán comprobar a las SDE que han aumentado en un 30% la generación de nuevos empleos remunerados con relación a la planilla de empleados vigente al 30 de septiembre de 2018.

FR-DOBLEDINERO-181218(1024x768)
La ley de apoyo a la micro y pequeña empresa es una oportunidad para el desarrollo del sector. En la imagen, Matbel, un negocio en el barrio Paz Barahona de San Pedro Sula.

Con base en el reglamento de la ley de apoyo a la micro y pequeña empresa, lo anterior estará derivado “inversión o reinversión de capital, ampliación de operaciones o de cualquier aumento de actividad industrial, producción, comercial o de servicios”.

Asimismo, la empresa debe acreditar en ese lapso, no tener ingresos brutos anuales mayores a cinco millones de lempiras en el ejercicio fiscal anterior.

El certificado obtenido en la plataforma estará caracterizado por el número de registro único, un código QR, marcas de agua como garantías de seguridad, denominación de la micro o pequeña empresa, rubro o actividad económica que ejercerán, domicilio, nombre de los socios, accionistas o participantes sociales y estimación o número de empleos remunerados.

“Este certificado les va permitir poner su negocio a funcionar con un compás de espera para que de alguna manera puedan consolidar su emprendimiento y así mejorar la economía”, agrega Mejía.

Beneficios

Con el certificado, las empresas obtienen beneficios fiscales de entre tres y cinco años, en caso de que la solicitud de prórroga sea autorizada por la SDE.

Con ello quedarán exentas del pago del impuesto sobre la renta (ISR), del pago de la aportación solidaria de la Ley de Equidad Tributaria, del pago del anticipo del 1% en concepto del ISR, del pago del 12.5% en concepto del ISR, de tasas registrales relacionadas con la constitución de la empresa, de tasas municipales, del impuesto personal de las Municipalidades.

fr-dobledinero-181218.1(1024x768)
Juan Orlando Hernández visitó la CCIT para el lanzamiento oficial de Mi Empresa en Línea, que permitirá a los negocios beneficiarse con la ley de apoyo a las micro y pequeñas empresas.

También del impuesto sobre industria, comercio y servicios de las Municipalidades y del cobro por cargos por la emisión de actos administrativos, licencias u otros conceptos necesarios para su operación que deban realizarse en instituciones públicas.

Las empresas interesadas en asesorías pueden abocarse a CCIT, SDE, las oficinas regionales del Servicio de Administración de Rentas (SAR) y, a corto plazo, el Gobierno espera habilitar en los centros de desarrollo empresarial (CDE) para la micro, pequeña y mediana empresa (mipyme) y en los centros de Ciudad Mujer.

“Hay miles de emprendedores hondureños que no han podido soportar el pago de impuestos que anda alrededor de un poco más del 50% de sus ingresos, siendo ellos los más afectados, ya que sus costos en insumos, mano de obra, alquileres, carga tributaria, carga laboral y todos los gastos de operación se han elevado, a tal grado que es casi imposible para ellos poder desarrollar con éxito sus emprendimientos y generar crecimiento económico y empleo masivo para el país”, explica el diputado liberal Walter Romero.

El legislador presentó en agosto pasado el anteproyecto de ley que respondía a la necesidad que tienen los emprendedores hondureños en apoyo financiero y fiscal. “Las micro y pequeñas empresas han adquirido un dimensionamiento muy especial en el país, pues los hechos demuestran que emplean alrededor del 72% de la población económicamente activa, lo que a su vez representa el 47% del producto interno bruto”, añade Romero.

Para Esperanza Escobar, presidente de la Asociación Nacional de Medianas y Pequeñas Industrias de Honduras (Anmpih), el anuncio del Ejecutivo de incentivar los programas de acceso a créditos para el sector “genera mucho optimismo”.