Afectados por tormentas tendrán trato diferenciado en la banca

Los bancos podrán reestructurar las carteras de crédito de empresas y personas naturales que sufrieron pérdidas por la pandemia y los fenómenos naturales de noviembre.

Varias personas hacen fila afuera de una agencia bancaria de San Pedro Sula.
Varias personas hacen fila afuera de una agencia bancaria de San Pedro Sula.

TEGUCIGALPA.

Debido a la crisis económica registrada este año, la Comisión Nacional de Bancos y Seguros (CNBS) aprobó “medidas regulatorias excepcionales” para que coadyuven a la rehabilitación y reactivación de la economía nacional por los efectos ocasionados por la emergencia sanitaria por covid-19 y las tormentas tropicales Eta y Iota.

El objetivo es que los bancos y las Organizaciones Privadas de Desarrollo puedan reestructurar las carteras crediticias afectadas por la pandemia y las tormentas, que les permita dar un trato diferenciado a los usuarios mediante las medidas de alivio y readecuación de deudas.

Las instituciones financieras podrán presentar un plan de ajuste gradual para la constitución de estimaciones por deterioro de la cartera crediticia, cuando las reservas sean insuficientes.

100,000
millones de lempiras. Según la Cepal y el Gobierno, covid y las tormentas tropicales causaron daños a la economía por 100,000 millones de lempiras.

Podrá ser por un plazo de cinco años con la opción de ampliarlo a siete años. De igual forma podrán presentar un plan de restitución de capital ante la Comisión Nacional de Bancos y Seguros.

Por otra parte, la CNBS deja en suspenso los porcentajes relacionados con la constitución de la cobertura de conservación de capital, por lo que los bancos deberán reiniciarlas a partir de 2022, según la resolución 655-2020.

El órgano regulador también aprobó “modificar de forma temporal, por un período de cinco años, comprendido de diciembre de 2020 a diciembre de 2025, la forma de cálculo del indicador de cobertura de mora”.

Además, autorizó a las instituciones que hasta el 31 de diciembre de 2021 puedan simplificarlos requisitos documentales de los expedientes de los clientes y por otra estableció un plazo de nueve meses, a partir de enero de 2021, para que los bancos completen los expedientes físicos o electrónicos de sus clientes.

2,500
millones de dólares. El Congeso Nacional autorizó al Gobierno a contratar deuda por 2,500 millones de dólares para atender la emergencia sanitaria.

Impacto

Analistas consultados consideran que con las medidas se liberan recursos a la banca para que puedan atender la reestructuración de los préstamos afectados.

Sin embargo, es un hecho que va a existir morosidad en la banca y una reducción de las utilidades, dice el expresidente de la CNBS, José Luis Moncada.

Explica que la reforma en esencia es “usar el capital para la constitución de reservas para no obligarlas a aumentar capital para poder cumplir esas brechas de morosidad que se va a dar”, debido a la falta de pago de los clientes afectados para quienes la Comisión Nacional de Bancos y Seguros también aprobó un período de gracia de tres meses.

La Prensa