Más noticias

Reserva Federal estudia bajar los tipos de interés ante tensión comercial

Estados Unidos elevó los aranceles del 10% al 25% sobre las importaciones provenientes de China.

Análisis. Jerome Powell, presidente de la FED, dijo que están vigilando las perspectivas económicas.
Análisis. Jerome Powell, presidente de la FED, dijo que están vigilando las perspectivas económicas.

Estados Unidos.

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, se mostró ayer abierto a la posibilidad de bajar los tipos de interés para apoyar la expansión económica ante la inquietud generada por las disputas comerciales entre EEUU y algunos de sus principales socios, como China y México.

“Me gustaría primero decir unas palabras acerca de los recientes acontecimientos relacionados con las negociaciones comerciales y otros asuntos. No sabemos cómo o cuándo estos temas serán resueltos”, indicó Powell al inicio de su participación en una conferencia de política monetaria organizada por la Reserva Federal de Chicago.

Estadísticas
1Desde inicios de 2019, la FED dijo que será paciente a la hora de subir los intereses que se encuentran en el rango de 2.25% y 2.50%

2El ritmo de crecimiento anual de la economía de EEUU es de 3.1% en el primer trimestre.

“Estamos vigilando de cerca las implicaciones de estos hechos para las perspectivas económicas de EEUU y, como siempre, actuaremos de manera apropiada para sostener la expansión con un fuerte mercado laboral y una inflación cerca de nuestro objetivo simétrico del 2%”, agregó.

LEA: El Gobierno de Trump prohíbe los viajes en crucero a Cuba

La próxima reunión de la Fed sobre política monetaria tendrá lugar el 18 y 19 de junio, y en ella presentarán sus nuevas proyecciones macroeconómicas.

Las palabras de Powell se producen en un momento de recrudecimiento de las tensiones comerciales con la elevación de los aranceles del 10% al 25% a importaciones chinas por valor de 250,000 millones de dólares, y la reciente amenaza del presidente Donald Trump de imponer un 5% a partir de la próxima semana a todos los productos procedentes de México.

China, como respuesta, anunció gravámenes similares a importaciones estadounidenses por valor de $60,000 millones.