Más noticias

Los mercados mundiales se tambalean y Trump ataca a la Reserva Federal

La perspectiva de que la Fed vuelva a subir las tasas no deja de influir en las bolsas

La perspectiva de que la Fed vuelva a subir las tasas no deja de influir en las bolsas
La perspectiva de que la Fed vuelva a subir las tasas no deja de influir en las bolsas

Nueva york, Estados Unidos

La volatilidad de los mercados mundiales empeoró ayer estimulada por múltiples preocupaciones económicas y derribó a las acciones que bruscamente parecieron sobrevaluadas.

La caída de los mercados europeos casi igualó la de la jornada previa, mientras que Wall Street sufrió otro derrumbe tras el del miércoles cuando tuvo fue su peor jornada desde febrero. Más temprano, los mercados asiáticos sufrieron fuertes pérdidas.

“El sentimiento global sigue siendo de miedo en medio de la reciente alza del rendimiento de los bonos, encabezados por los del Tesoro (de Estados Unidos) y por la inquietud de que la Reserva Federal endurezca demasiado su política monetaria pese a los crecientes riesgos”, dijeron analistas de Charles Schwab.

Las caídas, que dejaron los índices en sus menores niveles en meses, llegaron cuando el presidente de EEUU, Donald Trump, renovó sus críticas a la Reserva Federal y esparció el temor de que esos comentarios vulneren la independencia política de la entidad.

Frankfurt, París y Londres perdieron cada una al menos 1.5%, mientras que Tokio cayó 3.9% y Shanghái 5.2%. En Wall Street, el índice Dow Jones bajó 2.1% y en la semana acumula una caída de más de 5%.

Las mayores bolsas latinoamericanas también bajaron. La de Buenos Aires perdió 3.3%, la de Sao Paulo 0.9% y la mexicana 1.2%.

La volatilidad fue más allá del mercado bursátil. El barril de Brent perdió 3.4% luego de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (Opep) recortó su previsión de la demanda mundial y Estados Unidos informó que sus reservas comerciales de crudo aumentaron.

Muchos analistas esperaban un rebote tras la abrupta caída del miércoles.

“Cuando tenemos una recalibración de valores, no sorprende que lleve más de un día”, dijo Art Hogan, de la firma B. Riley FBR. “Esta clase de movimientos demora normalmente tres días en terminarse”, agregó.

Las acciones estadounidenses lograron fuertes ganancias en el tercer trimestre cuando los inversores desdeñaban los problemas de la guerra comercial y se entusiasmaban con los óptimos resultados de las empresas y los indicadores de EEUU.

Sin embargo, el mercado bursátil quedó bajo presión desde que la semana pasada la tasa de rendimiento de los bonos a 10 años del Tesoro superó el 3%.