Recortar la inversión para impulsar precios

Los ejecutivos recortan la inversión para alcanzar objetivos de ganancias a corto plazo y dar impulso al pago de bonos, según versa el argumento

En un estudio reciente descubrí que muchos empleadores muestran una predisposición en contra de los candidatos que han permanecido temporalmente en casa con sus hijos.
En un estudio reciente descubrí que muchos empleadores muestran una predisposición en contra de los candidatos que han permanecido temporalmente en casa con sus hijos. /

Nueva York, Estados Unidos

¿Los negocios actuales están plagados de tendencias de corto plazo? El discurso es persuasivo. Los ejecutivos están alentados por accionistas de corto plazo, a los que solo les importa el dinero fácil en lugar de hacer crecer la empresa a largo plazo.

El 80 por ciento de los jefes de finanzas dicen que reducirían la inversión para poder alcanzar las metas de ganancias, pero lo que dicen no necesariamente es lo que hacen. Un estudio reciente de McKinsey descubrió que un índice de largo plazo (que incluye cuánto invierte una empresa) está relacionado con un futuro rendimiento de las acciones, lo que sugiere que decidirse por el largo plazo sí da resultados. Sin embargo, la causalidad también podría fácilmente ir en dirección contraria. Cuando el pronóstico a largo plazo de una empresa es peor, debería invertir menos. Esto se enseña en cualquier clase básica de finanzas. Si las decisiones de corto plazo existen, ¿cuál es la causa subyacente?

Esto es lo que Vivian Fang, Katharina Lewellen y yo pretendimos estudiar. Queríamos ver si las remuneraciones de los directores generales animaban las tendencias de corto plazo y si los directores generales reducían la inversión para impulsar el precio de las acciones de la empresa a corto plazo y después cobrar sus acciones.

No estudiamos cuántas acciones vende el director general, sino el número de acciones cuyo período de revocabilidad va a concluir. Esta es la idea: las acciones de los directores generales están sujetas a la condición de cumplir un período de espera o de revocabilidad. Una vez que el período se vence, pueden vender, y normalmente lo hacen, para diversificar sus inversiones personales. Al enfocarnos en el momento en que las acciones se liberan en lugar de en el momento de venta de acciones por parte de los directores generales, pudimos mostrar causalidad —no solo correlación— entre la preocupación de los directores generales por su riqueza personal y sus reducciones a la inversión.

Descubrimos que, mientras más acciones se liberan en un determinado período, más recortan la inversión los directores generales. ¿Podrían ser realmente efectivos los recortes de inversión? Quizá las preocupaciones por el precio de las acciones son motivantes, porque inducen al director general a tomar decisiones difíciles, como recortar la inversión inútil. Si es así, podríamos esperar que el director general también mejore la eficiencia de otras maneras, como aumentar el crecimiento de ventas o recortar otros gastos. Sin embargo, no encontramos evidencia de eso.

Además, en un nuevo artículo con Vivian y Allen Huang, nos enfocamos en documentar con más precisión las consecuencias de las iniciativas de corto plazo al convertirlas a largo plazo. En resumen, la liberación de acciones provoca que los directores generales tomen decisiones con consecuencias destructivas a largo plazo. ¿Qué significa esto para el sueldo del director general? Es bien sabido que el sueldo de los directores generales necesita una reforma, pero las propuestas se enfocan usualmente en la nivelación. Nuestra investigación sugiere que el horizonte del sueldo es más importante