“Cuando yo pateaba La Condomina vibraba”

<p>Un ídolo va al reencuentro con su afición. José Roberto “El Macho” Figueroa sale hoy de San Francisco, Estados Unidos, para asistir a los actos que se tienen preparados en la despedida del Real Murcia del viejo estadio La Condomina.</p>

/

Un ídolo va al reencuentro con su afición. José Roberto “El Macho” Figueroa sale hoy de San Francisco, Estados Unidos, para asistir a los actos que se tienen preparados en la despedida del Real Murcia del viejo estadio La Condomina.

Macho Figueroa llegará mañana a Murcia, España, donde vivió una época gloriosa con el Real Murcia y el sábado hará el saque de honor en el último partido que su ex equipo sostendrá en ese escenario, enfrentándose al Polideportivo Ejido, en la 14 fecha de la segunda división de España.

“El Macho” sostuvo una larga plática con Golazo y nos hizo saber la emoción que le embarga previo a su retorno a Murcia.

Ese retorno ha despertado otro sueño en él y es del llevar futbolistas hondureños a la a España.

“Recomendaré a jugadores importantes como Wilson Palacios, Emil Martínez y Amado Guevara, tienen condiciones para triunfar allá”.

¿Cómo recibes esa invitación que te ha hecho la gente Murcia?

Es una alegría muy grande que la gente después de mucho tiempo me recuerden tanto.

¿Qué recuerdos tienes de La Condomina?

Esa etapa fue una de las mejores de mi vida como futbolista, fue algo extraordinario poder jugar en un nivel tan grande, primera división.

¿Hay muchos recuerdos de España?

Sí, la primera vez que fui a jugar a un estadio como el Santiago Bernabéu o como el Camp Nou con 110 mil personas en las gradas, es algo sin igual, jugar contra Maradona o Bern Schuster.

¿Es cierto que en La Condomina hiciste temblar al famoso portero Arconada?

Tuve un debut bastante positivo, en el primer partido en primera división jugamos contra la Real Sociedad, uno de los equipos más fuertes que había y estaba en la portería Arconada. Le anoté dos goles, le hice como tres tiros al palo, fue una noche redonda para mí.

¿Te dijo algo en esa ocasión?

Pues no, sólo al terminar el partido me fue a felicitar, lógicamente aunque no muy contento por el resultado.

¿En el estadio que te decía la gente, sabemos que eras ídolo?

Los periodistas murcianos me dicen que no ha habido un jugador como yo que haya hecho vibrar de alegría las gradas. Esa alegría que se siente hacer un gol en La Condomina de tiro libre, pues hace vibrar a la gente.

Existen jugadores que le pegan bien a la pelota de tiro libre, pero en Murcia lo importante es que cuando yo le iba a pegar a la pelota de tiro libre cambiaban de antemano el marcador electrónico que estaba atrás de la portería y ponían un gol a favor nuestro y siempre se oía a toda la gente gritando gol, gol, gol, era algo impresionante.

¿Si te piden que te quedes ahorita lo aceptarías?

Las puertas están abiertas para todo, ya más o menos tuvimos pláticas con la gente del Murcia. Ellos quieren hacer contrataciones para manejar las ligas menores, sobre todo jugadores que marcaron una época allá y la gente los recuerda.

Sería importante, tu figura puede motivar a buscar nuevos valores para el Murcia...

A uno le comienza a dar vueltas la cabeza y comienza a pensar y pensar y también sé que en Honduras hay muy buenos jugadores jóvenes y al Murcia creo que le podrían interesar algunos futbolistas.

Yo podría ser el puente en ese aspecto, voy con la idea de tratar de tener un enlace con el Murcia.

¿A quiénes recomendarías?

Me gustaría hablar de Amado Guevara, tiene mucha experiencia, creo que él le caería como anillo al dedo al Murcia. Me encanta el juego de Emil Martínez, tiene una calidad impresionante.

Wilson Palacios es otro de los jugadores que está en el momento óptimo para salir a Europa. Sé que hay otros jugadores muy buenos de Olimpia y Motagua que yo aún no he visto mucho pero son muy buenos.

/home/laprensa/imagenes/fotos/2006/interiores/31404.jpg

MotaguaEn su paso por el Ciclón Azul, junto a Hino Mathews y Murillo.

¿Los vas a recomendar?

Claro que sí, aunque yo no he hablado con ellos en este momento, voy con esa mentalidad de ayudar a los muchachos de acá para que abran de nuevo un mercado en España.

¿Crees que estos jugadores le llegarían bien al equipo?

Claro que sí, en estos momentos uno de los mejores jugadores que hay en el país es Wilson Palacios.

Emil Martínez también anda muy bien y de Amado ya sabemos la calidad que tiene lo mismo que Julio de León. Jugadores como estos le caerían bien al Murcia y son futbolistas jóvenes que le pueden rendir muchísimo más a un equipo como ese.

¿Dónde te sentiste más querido y más admirado, en Honduras o en Murcia?

Bueno no puedo comparar. Los Murcianos me tuvieron y me tienen mucha admiración, pero mis compatriotas me dieron todo el cariño y me siguen recordando.

¿Todavía juegas, le pegas al balón con potencia aún?

Le pego como un viejito de 48 años, ja ja ja. Juego en una liga de veteranos y estamos tratando de mantenernos sanos. Le estoy pegando siempre al balón, no tanto como antes pero todavía no se ha perdido esa facilidad de pegarle a la pelota.

¿Cuál es el gol que nunca olvidas?

Hay dos goles que nunca voy a olvidar, uno que le hice al Real Madrid en el Santiago Bernabéu y el gol que anoté casi de la mediacancha jugando con la Selección contra el América en Los Ángeles, creo que son los dos goles más bonitos que yo vivo siempre.

¿Cómo fue ese gol contra el Real Madrid?

Estaba en el marco Miguel ángel, en ese momento ellos tenían a jugadores como Juanito, Michel, Chendo, la famosa quinta del Buitre, y nosotros íbamos ganando 2-0, pero ellos nos terminaron venciendo 3-2.

Me quedé con ese gusto de haberle hecho un gol a uno de los equipos más grandes del mundo. Fue una jugada muy rápida, un despeje del portero nuestro, la defensa estaba mal parada, aproveché que en ese caso era Camacho el que me marcaba, dudó un poco en el despeje, la pelota me quedó botando y le pegué fuera del área desde unos 25 metros aproximadamente y tuve la suerte que el portero no le llegó.

¿Te temían los porteros en España?

Había porteros que sabían que una de las armas que tenía el Murcia era contar conmigo y aprovechábamos las faltas de fuera del área grande.

¿Qué se siente volver a La Condomina?

Tengo una gran emoción por dentro, que al momento de estar frente a esa gente no sé cómo será a la hora de explotar, será algo hermoso.

¿Te entristece saber que La Condomina será demolido?

Siempre hay momentos de tristeza y este es uno de ellos, ese estadio marcó una época, para mi también.

Y tu actuación por el fútbol de Honduras, ¿qué recuerdos tienes del Vida?

El Vida marcó mi inicio como futbolista y siempre hay ese cariño especial, ese amor por el equipo y por la gente y me da tristeza también que esté en la situación que se encuentra actualmente. Es difícil poder olvidar a un equipo que te dio todo.

/home/laprensa/imagenes/fotos/2006/interiores/31405.jpg

”Macho” Figueroa vistiendo los colores del Murcia, volverá a estar en su estadio.

¿De Motagua qué recuerdos tienes?

No fue un gran momento, creo que no rendimos lo que teníamos que haber rendido. A mí me costó bastante, venía de Europa, tanto entrenador, aficionados y directivos esperan más de mí, pero desgraciadamente la cosa no funcionó, pero así es el fútbol, dejé muchos amigos.

¿Te informaron de la muerte de Domingo Droumond y Javier Toledo?

Nosotros éramos una familia en la Selección y a ellos los conocía desde antes de estar en el equipo. Nunca se olvidan, fueron dos personas muy queridas, inolvidables.

¿Habíamos vuelto a Murcia después que te viniste?

No, este viaje es un regreso después de 18 años de haberme venido.

¿Te gustaría que el nuevo estadio lleve tu nombre?

Imagínate, sería lo máximo, que alguien de Honduras tuviera ese gran honor, es una emoción dificil de describir si eso llegara a suceder.

¿Qué haces en Estados Unidos?

Estamos siempre también metidos en el fútbol, trabajando con un equipo semiprofesional de muchachos. Y además trabajo de conductor en una compañía de marmol y granito. Vivo la vida como cualquier ciudadano.

¿Cuánto tienes de no venir a Honduras?

Desde el 2003, cuando fui a jugar con la Selección un partido que hicieron a beneficio del hospital San Felipe, pero si Dios quiere, pienso ir el otro año para la graduación de mi hijo, porque no pude ir a la de mi hija.

Frase

"Siempre que iba a cobrar un tiro libre, antes que yo lo ejecutara el marcador que estaba atrás del marco cambiaba un gol a favor de nosotros, eso te motivaba mucho, además de oir a toda la gente en las graderías gritando gol, era una sensación impresionante".

Ficha

José Roberto Figueroa

Nació en Coyoles, Olanchito, Yoro, el 14 de noviembre de 1958

Padres: Bonifacio Figueroa y Lilian Padilla

Esposa: Ana Leverón

Hijos: Roberto José y

Alejandra

Estatura: 1.79 metros

La Prensa