Teófimo López: “El que quiera ser el rey del boxeo tendrá que vencerme”

El boxeador revela que se siente frustrado porque debido al COVID-19 no ha podido venir a celebrar sus títulos mundiales a Honduras.

Teófimo López suma 16 peleas sin derrota. El hondureño ha ganado 10 combates por nocaut.
Teófimo López suma 16 peleas sin derrota. El hondureño ha ganado 10 combates por nocaut. /

Nueva York, Estados Unidos.

¡Un campeón frustrado y triste! Sí, y no es porque alguien lo ha derrotado por primera vez y le quitó su invicto, Teófimo López carga con el gran pesar y la pena por ser el mejor boxeador del mundo en su categoría, pero la pandemia del COVID-19 no le ha permitido ir a Honduras a celebrar sus triunfos con su gente.

El boxeador catracho, el mejor del mundo en peso ligero, que reside en Nueva York, todavía celebra su triunfo histórico ante al ucraniano Vasyl Lomachenko, que le sumó cuatro cinturones de la división en la que compite.

'Mi Finde' conversó en exclusiva con López, campeón indiscutido de las 135 libras y uno de los mejores boxeadores libra por libra del mundo. En dicha conversación, y a diferencia de sus aguerridas peleas, bajó la guardia y por primera vez tocó diferentes puntos de su carrera, su familia, sus planes a futuro, su frustración al no poder viajar a Honduras, entre muchos temas de interés, dentro de una plática que se extendió al duodécimo asalto.

“Primero me gustaría darle gracias a Dios. El enfrentar a Vasyl Lomachenko fue una buena pelea, sé que ganarla fue algo muy importante en mi carrera, no solo por ser él uno de los mejores, sino que también por mi país, por mi gente allá en Honduras, me siento muy orgulloso. Ahora tenemos la oportunidad de cambiar muchas cosas en el boxeo y también en la vida de las personas”.

Titulos02.2(800x600)
Teófimo López le ganó la pelea a Lomachenko en la que unificó las fajas de la Asociación Mundial de Boxeo, Federación Internacional de Boxeo, Organización Mundial de Boxeo y el campeonato Franquicia del Consejo Mundial de Boxeo.

La vida de Teófimo (16-0, 12 nocauts) ha tenido cambios significativos luego de aquella mágica noche en Las Vegas, en la que acabó con los pronósticos de los incrédulos y con merecimientos superó al ucraniano Lomachenko.

Ahora en la cima del boxeo mundial y siendo la cara de su división, se le preguntó: ¿Qué tanto ha cambiado su vida después de su victoria en la burbuja de Top Rank aquel 17 de octubre de 2020?

“Muchas cosas han cambiado después de esa pelea, mucha gente ahora como Saúl Canelo Álvarez y Jesse Vargas, entre otros boxeadores, están diciéndome que soy el mejor, que estoy haciendo muy bien mi trabajo, me felicitan. Me he ganado estas barras, ahora las preguntas que nos hacemos son: ¿qué vamos a hacer ahora mismo?, ¿contra quién vamos a pelear este año? Deseo que la gente sepa que nosotros queremos muchas cosas más”.

Teofimo-Tyson(800x600)
Teófimo López y su padre fueron entrevistados por el consagrado Mike Tyson.

Una cosa es ser un contendiente al título y otra es ser el campeón mundial, ¿de qué manera siente que ha crecido?

“Siento que en estos momentos después de lo que nosotros hicimos representa solo el inicio. Con mi papá estamos hablando de que este año van a cambiar muchas cosas, será nuestro tiempo para sobresalir. El dinero está cambiando, el peso, la gente que me mira y pide fotos, fans que me dicen que soy el mejor. Me siento muy feliz al ver que la gente cree que soy el mejor, que puedo hacer muchas cosas grandes en este deporte”.

Lomachenko, como excusa por su derrota, argumentó haber perdido ante Teofimo López debido a una lesión en el hombro. El pugilista de origen hondureño terminó durante aquella noche en el MGM Grand Hotel con una fractura en el dedo gordo del pie derecho, por lo que fue intervenido quirúrgicamente, y sobre la recuperación nos comentó.

“Sabes que yo no puedo correr en estos momentos, ya que estoy tratando de estirar mi pie, aunque ya me siento mucho mejor. Lo único que puedo hacer es saltar la cuerda, pero poco a poco vamos mejorando”.

¿Para qué fecha considera regresar al cuadrilátero?

“Estamos hablando de abril o mayo, pero todavía no tengo un día para volver, no hay un día específico; pero esos son los meses en los que considero que regresaré”.

Teofimo banderas(800x600)
Teófimo siempre tiene presente a Honduras en sus peleas, así como a Estados Unidos.

LA NEGATIVA DE MAYWEATHER

Ha surgido un grupo de boxeadores retándote en redes sociales y medios de comunicación, ¿cuál es la pelea que quieres?

“Si no pudiera enfrentar mi pelea mandatoria, ante George Kambosos (19-0, 10 nocauts), el otro debe ser Devin Haney; si no se puede con él vamos a tomar a Ryan García; si eso no pasa, tenemos a Gervonta Davis, pero Floyd Mayweather no quiere que él pelee contra mí. Si nadie quiere pelear tendré que buscar rival en las 140 libras“. Davis es pupilo de 'Money'.

“Cuando tú eres el mejor todo el mundo quiere ser como tú, les gustaría estar en mi posición, desean ser el rey del boxeo, pero ellos no pueden, solo lo lograrán si se enfrentan a Teófimo y si me vencen, pero eso no va a pasar. Sabía que eso vendría porque soy el número uno del mundo, todos los que están debajo de mí desean mis cinturones y todo lo que yo tengo, y eso me tiene motivado”.

¿El haber sido escogido el mejor boxeador del año junto con Tyson Fury representa más presión para usted?

“Claro que sí, en 2019 se lo ganó Canelo, fue el mejor peleador del año, y el año pasado lo gané yo, y con solo 23 años y 16 peleas es algo que es muy difícil de conseguir. Me siento muy agradecido, sé que Dios está conmigo, que él está cuidándome y siempre estoy caminando en fe”.

Teofimo y Esposa(800x600)
El boxeador catracho disfruta con su esposa en sus vacaciones.

¿Qué tal pasó las fiestas de Navidad y Año Nuevo?

“Las pasé en Las Vegas, deseaba pasar tiempo con mi familia durante la Navidad y el Año Nuevo; mi papá disfrutando mucho con todos los cinturones, hablando de lo que viene, fue algo muy bonito que siempre tendré en mis memorias. Le doy gracias a Dios que ya terminó 2020 y espero que este 2021 sea mucho mejor”.

¿Logró separar el rol de púgil-entrenador y disfrutar más de la relación entre padre e hijo?

“A veces siento que estoy viviendo un sueño porque es algo que hemos hablado desde chiquito, él me decía que sería el entrenador del año y yo el mejor boxeador del año. Ahora que hicimos todo esto, mi papá y yo hablamos de ello y entendimos que todo pasó por alguna razón y, gracias a esto, somos mucho mejores con mi papá. Gracias a él, a toda la gente en Honduras, Tegucigalpa, San Pedro Sula”.

Su madre Jenny López no ha presenciado nunca una de sus peleas, ¿le gustaría verla algún día junto al ring?

Teofimo y Papa(800x600)
El campeón del mundo destaca su relación con su padre y entrenador Teófimo López.

“Mi mamá siempre ha sido así, pasa en el cuarto rezando, pidiéndole a Dios que proteja a su hijo. Me gusta eso porque no quiero ver a mi mamá sufriendo por los golpes que recibo, algo que ella nunca va a aceptar. Nunca fue a mis peleas, cuando yo era amateur era lo mismo, para ella es más cómodo estar en el cuarto rezando, y prefiero que siga así”.

¿Cómo se siente de no poder viajar a Honduras todavía y celebrar su título mundial?

“Nosotros hablamos con Gardy López de Top Rank acerca de la necesidad de ir a Honduras para celebrar, para hacer un carnaval con toda mi gente y también para ayudar a las personas; pero esta situación del COVID-19 ha parado todo eso y estoy bastante frustrado porque no pude ir a ver a mi gente”.

¿Siente el orgullo de la población hondureña por sus logros en el boxeo?

“Siento que ahora tengo un país que cree que puedo hacer más cosas, no solo en el deporte, también por Honduras. La cosa ahora es ver cómo vamos a hacerlo, es lo que estamos hablando con mi equipo de trabajo, con Gardy López de Top Rank y mi papá estamos conversando, y les quiero agradecer porque ustedes me motivan, tengo un país que me empuja y que entiende que tengo sangre hondureña”.

SÉPALO

Dato: Nació el 30 de julio de 1997 en Brooklyn, Nueva York. Es hijo de los inmigrantes hondureños Teófimo López y Jenny Rivera.

Dato: Debutó en 2016 como profesional, mide 1.74 metros y maneja un estilo ortodoxo arriba del ring. En diciembre de 2019 se convirtió en campeón de la Federación Internacional de Boxeo y en 2020 volvió a hacer historia al ser el boxeador más joven en unificar los cuatro títulos mundiales del peso ligero.

La Prensa