El duro testimonio de Luis 'Güicho' Guzmán: “Sentí que me moría en los brazos de mi mamá”

El defensor hondureño relató cómo fueron sus días tras salir positivo del COVID-19.

Luis 'Güicho' Guzmán agradeció a todas las personas que mostraron su apoyo.
Luis 'Güicho' Guzmán agradeció a todas las personas que mostraron su apoyo.

Tegucigalpa, Honduras.

El defensor hondureño Luis 'Güicho' Guzmán ha ganado el partido más importante de su vida, luego de superar el coronavirus. El experimentado futbolista catracho se soltó con GOLAZO de Diario La Prensa y contó cómo fueron sus días en el hospital, luego de ser dado de alta el pasado viernes.

“Estoy agradecido con Dios, primeramente; ya me estoy recuperando, ahorita ya estoy en mi casa con mi familia. He pasado un momento difícil, me vi amenazado con perder la vida, pero estoy bien y ahora estoy para contarla”, dijo.

El jugador del Real de Minas relató que estuvo más de un mes enfermo. Los doctores pensaban que tenía dengue, sin embargo, su salud empeoró hasta que le detectaron COVID-19.

“Fíjate que yo tengo más de un mes enfermo, me mandé a hacer primero unos exámenes pensando que era dengue, pero con el transcurrir de los días no mejoré. Estuve yendo al médico y pensaban que era amigdalitis, pero no mejoraba”, contó.

“Después de varios días me hice una prueba de covid y salió negativa, pero mi salud empeoraba”, dijo.

LE FALTABA LA RESPIRACIÓN

Guicho Guzman012(800x600)
Luis Guzmán sigue en aislamiento en su casa.

El exjugador de Platense y Real de Minas relató que un día sintió que le faltaba la respiración. “Estuve cuatro días con oxígeno en mi casa, incluso hubo un día que sentí que me moría en los brazos de mi mamá, pues ya no podía respirar más, ni con el oxígeno, y de ahí me llevaron de emergencia al Hospital del Tórax”, comentó.

El excampeón con Motagua en 2006 se mostró agradecido con quienes estuvieron preguntando por su estado de salud. “Yo estoy muy agradecido con todas las personas que estuvieron pendientes de mí, no sabía que tenía tanto pueblo dentro y fuera del país, no solo de mi familia y pues algo bueno he hecho en la vida. Esto es algo que no se lo deseo ni a mi peor enemigo, es horrible, el hecho de saber que estás al borde del precipicio”.

Y añadió: “Yo nunca perdí las esperanzas de estar vivo, siempre he sido un hijo de Dios y pues él tiene el control de mi vida, y pues ahora te puedo decir que estoy mejor, esperando recuperarme al 100 %”.

Guzmán, de 40 años, no perdió la oportunidad y envió un mensaje a la Liga para que apoyen más a los jugadores en momentos de enfermedad.

“No sé si llamarlo como reflexión, esto debe de servir como precedente para que las cosas puedan ser diferentes, gracias a Dios yo no necesité ayuda de nadie, porque nadie se manifestó y eso es penoso porque la Liga y la Federación deberían de estar preparados para esta situación, al final del día los payasos del circo somos nosotros los jugadores”.

Guicho Guzman0(800x600)
El futbolista hondureño se mostró agradecido por el apoyo que ha recibido.

Guzmán reveló que nadie de la Liga y nide la Fenafuth se comunicó con él para saber cómo estaba. “Nadie se ha comunicado conmigo, las únicas personas que han estado cerca de mí son el profesor Raúl Cáceres, Juan Ramón Mejía y Óscar García, de ahí puras amistades”.

Güicho sigue recuperándose en casa y tiene previsto practicarse una nueva prueba la próxima semana, para confirmar que el virus salió de su cuerpo, un resultado que espera con ánimo para volver a entrenar.

REGRESO A LAS CANCHAS

“Mis ganas de jugar fútbol siguen intactas y si va tocar retinarme por todo lo que digo pues será un agradecido también”.

Guzmán contó que perdió más de 10 libras durante estuvo hospitalizado. “En menos de 10 días perdí unas 16 libras, pero ya las estamos recuperando, la otra semana me realizo la otra prueba de covid y si sale negativa podré volver a entrenar, sigo en aislamiento pero ya estoy mejor de salud”.

Guicho Guzman01(800x600)
Guzmán quiere volver pronto a jugar al fútbol.
La Prensa