Tondela y Jonathan Rubio le sacan un empate de visita al Benfica en reanudación de la Liga portuguesa

El futbolista hondureño entró de cambio en el segundo tiempo del partido.

Jonathan Rubio saltando por el balón en un córner durante el partido contra el Benfica. Foto AFP
Jonathan Rubio saltando por el balón en un córner durante el partido contra el Benfica. Foto AFP /

Lisboa, Portugal.

El CD Tondella y el hondureño Jonathan Rubio volvieron a la acción en la Liga portuguesa que se convirtió en el segundo gran campeonato del fútbol europeo, tras la Bundesliga, en volver tras el parón por la pandemia del nuevo coronavirus.

El equipo donde milita el delantero catracho le sacó un empate 0-0 al Benfica como visitante en el estadio Da Luz de Lisboa, sin público como medida de bioseguridad por el COVID-19.

Rubio comenzó el partido en el banco de suplentes y entró de cambio al minuto 57 en lugar del portugués Rúben Fonseca.

Con este empate, el CD Tondela se aleja un poco de los puestos de descenso y se ubicó en el lugar 13 de la tabla de posiciones con 26 puntos, mientras que el Benfica se colocó líder con 60 unidades, misma cantidad que tiene el Porto, segundo.

ESTRICTAS MEDIDAS

Benfica-Tondela0(800x600)
El partido se jugó sin aficionados en el estadio Da Luz. Foto AFP

El campeonato portugués se reanuda en medio de estrictas medidas sanitarias y con los clubes enfrentados.

Las autoridades querían reducir el número de estadios para disputar los partidos, pero al final 16 de los 18 equipos de la liga jugarán en sus canchas.

Las dos excepciones, que jugarán en cuartel general de la selección portuguesa, son el Santa Clara, club del archipiélago de las Azores que decidió instalarse en el continente para evitar idas y venidas, y el Belenenses, que ya no jugaba en su estadio histórico debido a un conflicto entre el club y la dirección del equipo profesional.

Otro ejemplo de este enrarecido ambiente es que la proposición de la Liga para autorizar cinco sustituciones está bloqueada por la oposición de un único club, el Maritimo de Madeira que, al contrario que el Santa Clara, seguirá jugando en su isla.

Otro motivo de enfrentamiento fue la intención de la organizadora del campeonato a televisar en abierto algunos partidos para evitar concentraciones de aficionados, pero clubes como el Benfica y el Braga se han opuesto para no perjudicar los intereses de lo operadores que les pagan sus derechos de retransmisión.

La Prensa