Más noticias

¡Impactante! Teófimo López cuenta cómo su padre salvó su vida

El boxeador catracho se prepara para encarar la pelea decisiva contra el japonés Masayoshi Nakatani.

El boxeador hondureño Teófimo López intentará seguir poniendo en alto el nombre de Honduras.
El boxeador hondureño Teófimo López intentará seguir poniendo en alto el nombre de Honduras.

Nueva York, Estads Unidos.

El boxeador hondureño Teófimo López continúa la cuenta regresiva de cara al combate contra el japonés Masayoshi Nakatani. Si triunfa en ese duelo a realizarse este viernes, eso le dará el derecho a pelear por el campeonato mundial de los pesos ligeros.

Las arduas horas de entrenamiento han sido acompañadas por las obligaciones que conllevan las apariciones en eventos públicos para promocionar “The Takeover”, el nombre que se ha convertido en el estandarte de este movimiento. Entre sus actividades, López visitó al actor Mario López, con quien conversó sobre muchos aspectos, los cuales le presentamos a continuación.

Recientemente la empresa ESPN llevó a cabo en ESPY, una celebración que reúne lo más selecto del deporte mundial, en dicho evento la ascendente figura en el boxeo mundial caminó por la alfombra roja por primera vez en su vida y en el show The 3 Knockdown Rule expresó su alegría al ser considerado para esta gala.

Fue una gran experiencia, podría decirle que ha sido la mejor experiencia que he tenido en mi vida, era la primera vez que caminaba en la alfombra roja y el tener la oportunidad de conocer tantos atletas lo hizo fantástico, es algo que te llena de motivación, te empuja a trabajar más fuerte, sientes que algún día te gustaría ser tú el que esté en el escenario aceptando un premio, luego del trabajo que has hecho, inclusive en lugar de ir a la fiesta con todos ellos me fui al gimnasio a trabajar”, aseguró López.

Acompañado por su padre en el estudio, quien también se desempeña como su entrenador, el menor de los López se refirió al impacto que ha tenido su padre en su carrera, así como el empuje y los consejos de él han moldeado su vida y le han encaminado en este exitoso camino que lo tiene a pocos pasos de alcanzar la gloria del boxeo mundial.

Mala vida

Mi padre literalmente salvó mi vida y mi carrera, me estaba perdiendo, estaba caminando hacia los lugares equivocados y pasaba mucho tiempo con las personas menos indicadas, por eso fue que empecé a tomar clases en mi propia casa y al salirme de la escuela, durante ese año, me reencontré conmigo mismo y logré entender quién era yo, ahora me siento más maduro que muchos de los chicos de mi edad”, indicó Teófimo López Jr.

La influencia y el apoyo de su papá ha sido tal que durante esos días en las escuelas públicas, el boxeador olímpico hondureño en Río 2016, fue sorprendido fumando marihuana, en lugar de reprenderlo al verlo en aquel camino de perdición en el que transitaba, don Teófimo se acercó más a su hijo y juntos buscaron la manera de enderezar ese rumbo, algo que han logrado de manera admirable.

Mi familia

“Siempre hemos tenido una excelente relación, me mostró la disciplina desde el primer día que me llevó a clases de Tae Kwon Do, allí aprendí todo a lo que la disciplina se refiere y eso me facilitó la introducción al boxeo, ambos nos entendemos muy bien, él entiende que ahora tengo una vida aparte, que estoy formando mi familia, tenemos una relación en el boxeo, otra como padre e hijo", confesó.

Y añadió: "Tenemos las mismas metas y queremos encargarnos de nuestros seres queridos, algunas cosas han cambiado, como el que yo me casara tan joven, eso era algo a lo que él se oponía, porque me quería totalmente enfocado”, dijo el boxeador catracho, quien tiene un récord de 13 victorias en la misma cantidad de combates y 11 de ellos han sido por la vía del nocaut.

La vez que defendió a Honduras

La plática se volvió mucho más interesante cuando la familia López conversó acerca de una ofensa a la comunidad hondureña cometida por Diego Magdaleno, una situación que enfureció a Teófimo López al sentir que su rival había cruzado la línea con sus ofensas hacia su país, las ofensivas declaraciones discriminando a Honduras convirtió aquella pelea en algo personal.

“Magdaleno expresó que la gente de Honduras nunca habíamos logrado nada en deportes, que éramos una basura en fútbol”, indicó.

“Mi mamá y mi papá vinieron corriendo a mi cuarto molestos por lo que él dijo, me molesta que hizo comentarios negativos sobre un país que es muy pobre, el cruzó la línea y no siento ningún tipo de respeto por él”, indicó el púgil nacido en Brooklyn, Nueva York, pero hijo de padres hondureños, al referirse a su tan criticada celebración en aquel combate.