Más noticias

Messi vuelve a explotar: "Nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción"

"No nos dejaron estar en la final", afirmó el capitán argentino.

Messi, incrédulo luego de ser expulsado contra Chile en la Copa América 2019. Foto EFE

Sao Paulo, Brasil.

Lionel Messi volvió a explotar con fuertes declaraciones en zona mixta. El astro y capitán de la selección argentina no se mordió la lengua y arremetió contra el arbitraje por su expulsión tras una bronca con Gary Medel y contra la Conmebol.

El delantero fue el último jugador argentino en aparecer ante los medios y no dudó en lanzar dardos. Primer se refirió a la expulsión: "Medel va siempre al límite. Con una amarilla se hubiese terminado para los dos, pero bueno, quizás lo que dije la vez pasada pasó facturas. Lo importante es que el equipo terminó bien la Copa. Quizá esto fue mandado y me pasaron factura por lo que dije".

"Se podría haber revisado la jugada de la expulsión y no se usó el VAR. Más allá de la bronca de no poder terminar este partido, me voy tranquilo", agregó el crack del FC Barcelona.

Messi, en señal de protesta, no salió al campo al final del partido y no recogió la medalla de bronce por el tercer lugar. "Nosotros no tenemos que ser parte de esta corrupción, de las faltas de respeto que sufrimos durante esta Copa América. Estábamos para más y no nos dejaron estar en la final. La corrupción, los árbitros y todo eso no permitieron que la gente disfrute del fútbol", explicó.

Su papel en la Copa América 2019: "Yo me voy tranquilo, con la cabeza alta y orgulloso de este grupo que dio todo. Espero que se respete este grupo, que tiene mucho para dar".

"El grupo mostró mucha personalidad; no es fácil empezar perdiendo (Colombia) y luego empatando (Paraguay). Eso nos hizo más fuertes y terminamos de una manera muy positiva", añadió.

Sobre el partido frente a los chilenos, dijo: "Hoy encontramos los goles y eso hace que el equipo juegue de otra manera, te da más libertades. Pero tanto este como el partido con Brasil fueron buenos".

Messi disparó contra la Conmebol al hablar sobre la final que protagonizarán brasileños y peruanos: "La Copa está armada para Brasil, ojalá los árbitros y el VAR no influyan y dejen competir a Perú, pero lo veo difícil".

También habló sobre la continuidad de Lionel Scaloni: "Creo que Scaloni también fue creciendo a la par del equipo, del grupo. Encontramos una idea de juego, una buena dinámica".

Messi podría recibir hasta dos partidos de castigo por la expulsión: "Que hagan lo que quieran, la verdad hay que decirla".